Colombia: Petro visita zona en la que atacaron su avanzada

·3  min de lectura

BOGOTÁ (AP) — El presidente colombiano Gustavo Petro visitó el viernes la convulsa región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, donde el miércoles actores armados atacaron con armas de fuego la avanzada de vehículos oficiales que integrarían la caravana presidencial como parte de un protocolo de seguridad previo a su llegada.

Salvaguardado con un fuerte esquema de seguridad, Petro escuchó a la comunidad del municipio de El Tarra y desarrolló un consejo de seguridad con parte de la cúpula militar, los ministros de Defensa, Interior y Agricultura y mandatarios locales.

Al término de la reunión, dijo en una declaración pública que todos los actores armados que operan en el Catatumbo se han comunicado con el gobierno nacional pidiendo abrir negociaciones. Petro, quien en su juventud militó en una guerrilla que entregó las armas en 1991, pretende lograr acallar los actuales grupos armados negociando y sometiendo a la justicia a las bandas.

La víspera el ministro de Defensa, Iván Velásquez, dijo a la prensa que aún están investigando quién está detrás del ataque a la avanzada presidencial. La información oficial indica que al menos seis sujetos instalaron un retén ilegal en la carretera y atacaron con armas de fuego a los vehículos oficiales. No se registraron heridos.

En El Tarra hay presencia de varios grupos armados que se enfrentan entre sí por el control de la economía ilegal. Entre ellos la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) que inició acercamientos con el gobierno para retomar la mesa de negociación, el Ejército Popular de Liberación y las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que no se acogieron al acuerdo de paz firmado con el Estado en 2016.

Petro propuso a la población del Catatumbo mejorar sus condiciones de vida con educación y agroindustria para dejar atrás los cultivos ilícitos. Colombia es el mayor productor de coca del mundo y el Catatumbo el enclave con mayor área con coca por sus más de 40.000 hectáreas cultivadas, según el informe del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (SIMCI).

“He admitido que se realice la primera asamblea de campesinos cultivadores de hoja de coca”, aseguró Petro, quien espera que en la reunión los pobladores propongan políticas públicas para la sustitución de la actividad ilegal y señalen obras prioritarias para el desarrollo de la región.

El presidente reiteró que le ha pedido al gobierno de Estados Unidos cambiar su política antidrogas, que a su juicio fracasó. Propone perseguir a las estructuras criminales, pero no a los pequeños cultivadores, a quienes les ofrece acogerse a los programas de sustitución de cultivos ilícitos, erradicar voluntariamente y mantener la prohibición de fumigación aérea en los plantíos con el herbicida glifosato. También propone a Estados Unidos no extraditar a los narcotraficantes que negocien con el gobierno colombiano y no reincidan.

La noche del jueves, muy cerca de la misma zona, resultaron heridos siete militares por la activación de minas instaladas por grupos armados cuando desarrollaban operaciones ofensivas en la vía que comunica al municipio de El Zulia, informó el ejército en un comunicado.