Venezuela acepta ser garante en diálogos con el ELN

·3  min de lectura

CARACAS (AP) — El presidente venezolano Nicolás Maduro aceptó el martes la oferta de su homólogo colombiano para ser país garante de los diálogos de paz con la guerrilla Ejército de Liberación Nacional que tiene presencia en la zona fronteriza.

Maduro recibió el lunes una carta del presidente colombiano Gustavo Petro en la que le solicitaba a Venezuela participar como país garante.

“Al presidente Gustavo Petro y a Colombia le decimos: Venezuela acepta el carácter de garante de las negociaciones y de los acuerdos de paz de Colombia con el ELN", dijo Maduro en un acto de gobierno televisado. El mandatario agregó que su país le apuesta por la paz, la seguridad y la estabilidad de Colombia, que a su juicio, deriva en la de Venezuela y de "todo el continente”.

La invitación de Petro, el primer presidente de izquierda en la historia de Colombia, se da poco después de que se restablecieran las relaciones diplomáticas con el gobierno de Maduro luego de tres años de ruptura.

Horas antes un funcionario de la presidencia colombiana confirmó la propuesta de Petro a The Associated Press y pidió no ser identificado porque aún no se había hecho pública de manera formal.

En su primer mes de gobierno Petro inició los acercamientos con la guerrilla del ELN para reanudar la mesa de negociación de paz, suspendida por su antecesor Iván Duque (2018-2022) luego de que la guerrilla atacara una escuela de policía causando la muerte de 22 personas.

Se trata de reanudar un proceso de diálogo que inició en 2017 durante el gobierno del presidente Juan Manuel Santos (2010-2018) y en el que las partes avanzaron en una agenda pública y la firma de protocolos que le permitieran a los negociadores del ELN volver a Colombia sin ser capturados.

En la carta, publicada el martes por la presidencia de Colombia, Petro señala a Maduro la importancia de la inclusión de Venezuela en el proceso, dado que en los protocolos firmados con el ELN se contempla que el retorno a Colombia de la delegación de la guerrilla -que se encuentra en Cuba- se daría transitando por territorio venezolano.

“Las dos partes hemos llegado a un acuerdo para dar aplicación cabal y segura a ese protocolo, previendo la realización de una pronta reunión en Venezuela a fin de concretar el procedimiento”, detalla Petro en la carta.

Venezuela fue parte de los países garantes en la frustrada mesa de negociación con el ELN hasta septiembre de 2018, cuando Duque rechazó su participación y señaló a Maduro de auspiciar y proteger al ELN en territorio venezolano.

En marzo de este año, Human Rights Watch denunció la presunta complicidad de algunos miembros de las fuerzas de seguridad de Venezuela con el ELN en el desarrollo de “operaciones conjuntas” en la frontera. El gobierno de Maduro siempre ha negado tal protección y ha dicho que combate a los grupos armados colombianos.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, y el jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, han ofrecido sus países como sede de las negociaciones o garantes en el proceso, según decidan las partes.

Cuba fue la anterior sede de los diálogos de paz y allí permaneció el equipo negociador del ELN desde la ruptura con Duque. Con los nuevos acercamientos en La Habana, las partes han manifestado que tienen voluntad de reanudar las conversaciones aunque aún no han definido una agenda pública ni el inicio de las mismas.