Colombia: Frente FARC dice que falta comunicación

BOGOTA, Colombia (AP) — Un frente de las FARC reclamó la autoría del derrumbe esta semana de dos torres eléctricas y dijo que la acción se produjo porque la orden de cese al fuego del comando rebelde no alcanzó a llegar a su unidad y reclamó tanto a los medios de comunicación como a la vocería de la insurgencia mayor difusión de las decisiones, se informó el sábado.

"Las torres de energía derribadas...el día 20 de noviembre se produjeron a causa que la orden de cese al fuego no alcanzó a llegar a la unidad guerrillera comprometida en estas acciones. En este sentido y en aras a que los esfuerzos por la paz debe ser compromiso de todos, los medios de comunicación deben dimensionar su compromiso por la paz e informar en forma más sostenida las decisiones asumidas por las partes o una de las partes comprometidas en la búsqueda de la paz", indicó el Frente 36 de las FARC en un comunicado divulgado el sábado en la página de internet de las FARC.

"Y en este caso concreto faltó mayor difusión de la vocería guerrillera ordenando el cese al fuego, de tal manera que pudiese ser escuchada por todas las unidades guerrilleras y milicianas", agregó la unidad rebelde en su comunicado fechado el 23 de noviembre desde las "Montañas de Colombia".

La unidad rebelde, en su comunicado de cuatro puntos, aclaró sin embargo que desde entonces "cumplimos estrictamente la orden emitida" de cese al fuego.

El pasado miércoles el comandante de las fuerzas militares, general Alejandro Navas, se quejó porque dijo que las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) violaban el cese al fuego unilateral que ellos mismos anunciaron el 19 de noviembre a través de sus jefes negociadores en La Habana, donde desarrollan diálogos de paz con delegados del gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

El jefe militar se refirió a que un ejemplo fue el derrumbe de las dos torres de energía en una zona del departamento de Antioquia, al noroeste del país.

Al anunciar desde Cuba el cese de hostilidades, que dijeron se extenderá del 20 de noviembre hasta el 20 de enero, Iván Márquez, segundo al mando de las FARC, dijo que los rebeldes detendrían en ese lapso sus operaciones ofensivas "contra la fuerza pública y los actos de sabotaje contra la infraestructura pública o privada" del país.

El comunicado de la jornada es inusual porque no sólo reconoce la autoría de un ataque a la infraestructura, lo que escasamente ocurre, sino que además reclama mayor difusión sobre los diálogos de paz a los medios colombianos, que con frecuencia critican, pero también mayor comunicación de la vocería insurgente, en una guerrilla conocida por monolítico discurso y pronunciamientos.

Carlos Lozano, editor del semanario Voz, del Partido Comunista colombiano y quien ha entrevistado a Márquez en Cuba, dijo en diálogo telefónico que no encontraba nada extraño en el pronunciamiento del Frente 36 "más allá de reclamar mayor difusión" de las decisiones.

Es "un reclamo porque quieren que eso se conozca y se divulgue más cuando sean temas de tanta trascendencia. No le encuentro nada extraño distinto a lo que dice" el comunicado, aseguró.

Alfredo Rangel, de la Fundación Seguridad y Democracia, dedicada al estudio del conflicto armado interno, dijo que el comunicado del Frente 36 podía tener varias lecturas o hipótesis, entre ellas que "estén reclamando que no hay comunicación. Y de ahí a no aceptar los mandatos podría no haber mucho" o que surja eventualmente alguna desobediencia de algún frente.

Pero también, agregó Rangel en entrevista telefónica, pudo obedecer a que en la mesa los negociadores oficiales pidieron a los delegados rebeldes aclarar el tema de las acciones armadas surgidas tras el anuncio del cese.

Al ser consultado esta semana si el derrumbe de las torres pudo ser obra de unidades que o no acataron la orden de la jefatura rebelde o son de algún grupo disidente, el general Navas sólo dijo a reporteros que "no tenemos en este momento la inteligencia o la información sobre ese aspecto y si a ellos (algunas unidades rebeldes) se le han salido de las manos a los mandos de las FARC".

Santos ha dicho que la fuerza pública no cesará sus acciones en contra de la insurgencia --que según datos de organismos de inteligencia oficiales cuenta con al menos 70 frentes y entre 8.000 a 9.000 integrantes-- porque su objetivo es detener el enfrentamiento de forma definitiva a través de la negociación, que ha dicho espera llegue a buen puerto.

__________

En la red: http://farc-ep.co/?p=1953

Cargando...