Colombia decreta desastre nacional por lluvias

BOGOTÁ (AP) — El gobierno colombiano decretó el martes el desastre nacional para atender a los damnificados por la temporada de lluvias y del fenómeno de La Niña que se han registrado en los últimos meses y que prevé que se mantendrán causando mayores daños.

Se trata de una figura que le permite al gobierno central responder a las emergencias causadas por las intensas lluvias de manera más ágil, priorizando el dinero disponible en el presupuesto nacional. De forma individual, más de 300 municipios habían declarado la calamidad pública y pedido ayuda del gobierno central.

Al menos 266 personas han muerto y más de 196.100 familias han resultado afectadas desde que inició en agosto de 2021 el fenómeno de La Niña en Colombia hasta la actualidad, según cifras oficiales.

El presidente Gustavo Petro advirtió que los niveles de lluvias registrados desde marzo son los “más altos en los últimos 40 años” y superan los de 2010 y 2011 -durante el fenómeno de La Niña- que causaron graves deslizamientos e inundaciones en varias partes del país.

“Hay una probabilidad del 54% de que se prolonguen (las lluvias) para el año entrante”, advirtió Petro en una declaración a la prensa.

El presidente indicó que con la declaración de desastre natural se proponen dar un subsidio de unos 100 dólares a madres cabeza de familia y con hijos en la primera infancia para su adecuada alimentación.

También se subsidiará el 100% de los fertilizantes que se destinen a la producción de alimentos con miras a que en el año siguiente los productos de la canasta familiar sean más asequibles. La temporada de lluvias ha afectado las cosechas aumentando el precio de los alimentos.

El gobierno extenderá el programa de alimentación escolar al periodo de vacaciones ya que en algunas partes del país la ración que reciben los niños es vital ante la falta de recursos en sus hogares.

La Industria Militar, que además de armas fabrica puentes, será la encargada de construirlos para recuperar la comunicación vial en los lugares donde se han caído o se han averiado carreteras dejando a pueblos aislados.

“Estos son objetivos billonarios”, indicó Petro, sin precisar el monto requerido, y detalló que para el próximo año podrían contar con una adición en el presupuesto en caso de que el Congreso apruebe una reforma fiscal que pretende recaudar unos 4.758 millones de dólares anuales.