Colombia confía en situación venezolana

CARACAS, Venezuela (AP) — El gobierno colombiano ratificó el viernes su solidaridad con Venezuela ante lo que consideró como el "difícil momento" que enfrenta por las complicaciones de salud del presidente Hugo Chávez, y manifestó, a través de su canciller María Angela Holguín, la confianza de que todo se dará por el "camino que corresponde".

"Los acompañamos permanentemente en este difícil momento por el cual atraviesan", dijo Holguín a la salida de un encuentro con su par venezolano, Elías Jaua, quien también ratificó la voluntad de Caracas de acompañar el proceso de paz colombiano entre el gobierno y la guerrilla.

"Sabemos que todo va ser por el camino que corresponde", indicó la canciller colombiana al expresar la solidaridad del gobierno de Juan Manuel Santos con Venezuela ante las complicaciones de salud que padece Chávez, y dijo que ha tenido noticias que el convaleciente mandatario, que permanece en La Habana, ha tenido una recuperación.

Holguín se reunió por casi cuatro horas con Jaua para evaluar los mecanismos bilaterales y los temas relacionados con la seguridad en la frontera y el comercio de combustible en esa región. Al encuentro se incorporó más temprano el vicepresidente Nicolás Maduro, quien posteriormente abandonó la reunión para viajar al estado sur occidental de Barinas.

En la cita también estuvieron presentes algunos gobernadores colombianos de los departamentos que comparten frontera con Venezuela.

"Tanto el vicepresidente Nicolás Maduro, como mi persona reiteramos nuevamente toda nuestra voluntad de acompañar el esfuerzo por la paz del pueblo colombiano", dijo Jaua al ratificar que el gobierno venezolano tienen la disposición de seguir apoyando el proceso de diálogo entre el gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el marco de los parámetros que ha establecido Bogotá.

Chávez fue considerado una pieza clave para llevar a la guerrilla a la mesa de conversaciones, que se instaló en octubre en la capital noruega de Oslo y un mes después se trasladó, como estaba previsto, a Cuba.

Venezuela está actuando junto con Chile como acompañantes en las conversaciones de paz.

Al final de la reunión Jaua y Holguín firmaron un convenio para un estudio, que será financiado por la Corporación Andina de Fomento (CAF), para la construcción de un nuevo puente que comunicará el estado fronterizo del Táchira con Colombia.

El ex embajador venezolano en Bogotá, Fernando Gerbasi, indicó que la visita de Holguín a Caracas había sido programa desde "hace varias semanas", y descartó que su viaje tenga que ver con la situación que enfrenta Venezuela por las complicaciones de salud de Chávez.

Gerbasi dijo a The Associated Press en diálogo telefónico que en el encuentro entre los dos cancilleres se espera que se aborden temas bilaterales y el fortalecimiento de los lazos que se viene dando desde agosto de 2010 cuando se restablecieron las relaciones un mes después de la ruptura acordada por Caracas molesta con el anterior gobierno del mandatario colombiano Alvaro Uribe (2002-2010).

El ex diplomático indicó que de acuerdo con las informaciones que maneja Holguín espera que "Venezuela siga cooperando" en los diálogos de paz.

El profesor de ciencia política y relaciones internacionales en la Universidad del Rosario en Bogotá, Vicente Torrijos, dijo a la AP que para Colombia es "crucial" que en el país sudamericano se dé una situación de estabilidad "porque es lo único que le garantizaría que Venezuela siga apoyando a las FARC y siga apoyando el proceso de negociación".

Venezuela mantiene con Colombia, con la que comparte una frontera de 2.200 kilómetros, intensas relaciones comerciales. A raíz de la crisis diplomática de 2010 el comercio entre los dos países tuvo una fuerte caída, pero en los últimos dos años ha venido recuperándose, según cifras de ambos gobiernos.

Jaua también se reunió el viernes con el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, quien estuvo en Caracas el pasado 10 de enero, en representación del mandatario Rafael Correa, en un acto simbólico de juramentación de Chávez.

Patiño dijo a la prensa que se reunió por unas dos horas con Jaua para conversar de temas económicos y políticos, y los bloques regionales del ALBA, Unasur, y el Celac, y discutir sobre un proyecto de convenio de seguro social entre los dos países que beneficiará a los ecuatorianos y venezolanos que viven en los dos países.

El nuevo canciller recibió en la víspera la visita del ministro argentino de Planificación Julio De Vido.

Chávez, de 58 años, permanece en la capital cubana desde el 10 de diciembre adonde viajó para ser sometido un día después a una compleja operación por la reincidencia del cáncer que padece desde 2011.

Desde que salió de Venezuela no ha sido ni visto ni oído y mientras voceros oficialistas sostienen que reciben instrucciones del presidente.

En tratamientos pasados, Chávez ha hecho declaraciones telefónicas desde La Habana que fueron transmitidas por la televisora oficial o se publicaron fotos del jefe de Estado con algún familiar o con dirigentes cubanos.

El 15 de enero el vicepresidente Maduro anunció ante la Asamblea Nacional que Chávez había designado como nuevo canciller a Jaua.

Sectores de la oposición y expertos constitucionalistas cuestionaron la validez de la designación de Jaua porque el decreto, aunque tiene la firma de Chávez, está fechado en Caracas el 15 de enero mientras Chávez permanece en Cuba.

Al respecto Jaua dijo el viernes a la prensa que si "Chávez no me hubiese designado canciller ten la seguridad que yo no estuviese aquí. Yo estoy de canciller porque el presidente Chávez, que es el único facultado constitucionalmente para hacerlo, lo hizo".

___________

Los corresponsales de The Associated Press en Bogotá, Vivian Sequera y César García, contribuyeron con esta información.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK