Colombia: caen cultivos de coca, crece producción de cocaína

·3  min de lectura

BUCARAMANGA, Colombia (AP) — Colombia disminuyó los cultivos de hoja de coca por tercer año consecutivo, pero como sucede desde 2014, la producción de cocaína ha seguido en aumento.

De acuerdo con el nuevo censo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) difundido el miércoles, en 2020 se registraron 143.000 hectáreas de coca, lo que representa una disminución de 7% respecto del año anterior, cuando se detectaron 154.000 hectáreas. El país alcanzó su pico más alto en 2017 con 171.000 hectáreas.

“A más coca, menos paz ha sido la ecuación dolorosa con la que ha tenido que vivir el país durante muchas décadas… En estos casi tres años de gobierno llevamos una reducción cercana al 20% en los cultivos de uso ilícito. No dejaremos de hacer ningún tipo de acción para seguir enfrentando ese flagelo”, aseguró el presidente colombiano Iván Duque durante la presentación del informe.

A pesar de la reducción general del área de cultivo, la producción de cocaína siguió subiendo. “El aumento en la producción de cocaína no debe interpretarse como un incremento exclusivo del último año sino como el efecto acumulado de los últimos cuatro años”, dijo Pierre Lapaque, representante de la UNODC.

Lapaque explicó que este fenómeno obedece a la capacidad de los procesadores de coca para extraer el alcaloide y al mejoramiento de las prácticas agronómicas en el cultivo de la hoja, en el que se utilizan técnicas especializadas y variedades más productivas.

“En 2020 el potencial de producción de clorhidrato de cocaína pura alcanzó 1.228 toneladas”, indicó el Ministerio de Justicia en un comunicado.

Según el informe, el 84% de los cultivos de coca se concentran en los departamentos de Norte de Santander, Nariño, Putumayo, Cauca y Antioquia. El 16% restante está distribuido en 15 departamentos, por lo que Lapaque reiteró la importancia de utilizar estrategias diferentes en cada territorio.

La coca sigue siendo una amenaza latente en las regiones donde existen normas específicas respecto de su uso y en las que se encuentran parques nacionales, resguardos indígenas y tierras de las comunidades afrodescendientes, donde se concentra el 29% de la hoja de coca, de acuerdo con el censo.

Mientras por primera vez desde 2012 el área sembrada disminuyó en Norte de Santander, departamento fronterizo con Venezuela, subió en los departamentos centrales de Antioquia, Córdoba, Bolívar y Chocó.

Colombia incautó el año pasado más de 500 toneladas de cocaína y erradicó 130.000 hectáreas de coca, lo que representaría una afectación a las rentas de los grupos criminales de más de 302 millones de dólares, dijo el ministro de Defensa, Diego Molano.

“El narcotráfico representa hoy la mayor amenaza para el país, la mayor amenaza para nuestros líderes sociales y la mayor amenaza para el medioambiente y también para la democracia. No combatirlo sería dejar a los colombianos a merced de las estructuras criminales”, agregó el funcionario.

El gobierno intenta reactivar la fumigación de los cultivos ilícitos con glifosato pese a la oposición de ambientalistas, para lo cual expidió un marco normativo en abril y está a la espera del aval del Consejo Nacional de Estupefacientes, órgano asesor del gobierno en la política antidrogas. La fumigación aérea con este herbicida químico está prohibida en Colombia desde 2015 por decisión de la Corte Constitucional, que adoptó el principio de precaución por posibles daños a la salud y el medioambiente.