Colombia agiliza movilización de ayuda para damnificados por deslave

1 / 2

Foto del martes de una excavadora quitando piedras del río tras la inundación que arrasó con buena parte de la localidad colombiana de Mocoa

Foto del martes de una excavadora quitando piedras del río tras la inundación que arrasó con buena parte de la localidad colombiana de Mocoa. Abr 4, 2017. Colombia intensificó el martes la movilización de agua potable, comida, elementos de aseo, ropa y medicinas para atender a los sobrevivientes de las inundaciones y deslizamientos de tierra que arrasaron la ciudad selvática de Mocoa, donde murieron 286 personas. REUTERS/Jaime Saldarriaga

MOCOA, Colombia (Reuters) - Colombia intensificó el martes la movilización de agua potable, comida, elementos de aseo, ropa y medicinas para atender a los sobrevivientes de las inundaciones y deslizamientos de tierra que arrasaron la ciudad selvática de Mocoa, donde murieron 286 personas.

El desastre natural -uno de los peores en la historia reciente de Colombia- borró del mapa varios barrios de esta localidad de 100.000 habitantes, cercana a la frontera con Ecuador y Perú, en medio de la selva amazónica.

Aunque grupos de socorristas apoyados por retroexcavadoras y perros mantienen la búsqueda de víctimas fatales en medio del lodo, rocas gigantes y troncos de árboles en las antiguas calles de la población, las labores se concentran más en la atención de los damnificados.

Las Fuerzas Armadas han transportado en aviones desde Bogotá 89 toneladas de ayuda humanitaria para ser distribuidas entre las 2.700 personas que permanecen en cinco albergues.

El Gobierno busca restablecer el servicio de agua potable y de energía eléctrica en Mocoa, que debe ser reconstruida casi en su totalidad.

La mayoría de los cadáveres de las víctimas fueron sepultados, muchos sin ceremonia religiosa debido al avanzado estado de descomposición en que se encontraban.

Mas de 200 heridos se recuperan en hospitales, mientras que las autoridades no han dado una cifra precisa sobre el número de desaparecidos por el desastre, que destruyó cientos de edificaciones.

Pese a los esfuerzos del Gobierno para atender a los damnificados, algunos se quejaron de hacinamiento en los albergues. "Está difícil, nosotros queremos una reubicación inmediata, hay mucha gente. Estamos en difícil situación", dijo Elvio Paz Moncayo en uno de los albergues provisionales.

Colombia, al igual que otros países de América Latina, es vulnerable a los desastres naturales acentuados por el cambio climático.

La peor tragedia natural de Colombia ocurrió en noviembre de 1985 cuando la erupción del Volcán Nevado del Ruiz sepultó la ciudad de Armero y dejó cerca de 25.000 muertos.

(Reporte de Andrés Rojas y Jaime Saldarriga. Escrito por Luis Jaime Acosta en Bogotá)