La FLIP dice que Estado colombiano "revictimiza" a periodista Jineth Bedoya

Agencia EFE
·3  min de lectura

Bogotá, 15 mar (EFE).- La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) dijo este lunes que el Estado colombiano "revictimiza" y además impide el acceso a la justicia de la periodista colombiana Jineth Bedoya, quien fue víctima de secuestro, tortura y violación durante el ejercicio de su profesión en el conflicto armado.

"Las organizaciones que representamos a la periodista consideramos que la actitud del Estado demuestra la desidia contra las víctimas de violencia sexual en el conflicto armado y niega espacios dignos para acceder a la justicia", manifestó la FLIP en un comunicado.

El pronunciamiento del organismo de prensa se produce después de que el Estado colombiano acusara hoy a los jueces de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) de "falta de objetividad" en el caso, tras lo cual su agente, Camilo Gómez, se retiró de la audiencia que el tribunal lleva a cabo en San José de Costa Rica.

En el año 2000, Bedoya fue secuestrada por paramilitares a las afueras de la cárcel La Modelo de Bogotá cuando hacía una investigación para el diario El Espectador, torturada y violada.

Según Gómez, en las preguntas formuladas hoy por los jueces a Bedoya en el inicio de la audiencia de tres días, se evidenció "falta de objetividad" de "todos los jueces" con excepción de Eduardo Vio Grossi, quien no realizó preguntas.

La FLIP agrega que el "retiro del Estado de la audiencia es un acto sin precedentes, lo que genera preocupación sobre el compromiso del Estado colombiano frente al juicio por violaciones de derechos humanos y al sometimiento frente a la decisión que adopte la Corte".

Puntualiza que la forma de actuar del Estado parte de una estrategia que busca "deslegitimar a la CorteIDH y significa un nuevo obstáculo en el proceso, que continúa castigando a Jineth Bedoya por hacer escuchar su voz, resultando así en un nuevo intento de silenciarla".

RESPALDO A LA PERIODISTA

Para el Estado colombiano, según la FLIP, las preguntas y comentarios formulados por los cuatro jueces y la presidenta de la CorteIDH, Elizabeth Odio, no eran imparciales y favorecían a Bedoya.

"Ante esto, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) y la FLIP, representantes de Jineth Bedoya Lima, sostenemos que los comentarios de los magistrados fueron dignificantes y oportunos en la medida que acababan de escuchar el valiente testimonio de una sobreviviente de graves violaciones a derechos humanos, pero de ninguna manera prejuzgaron sobre la responsabilidad del Estado, tal y como alega la defensa", explica la FLIP.

El organismo recuerda que en su declaración, Bedoya dijo que agentes de la Policía fueron quienes le sugirieron entrevistarse en la cárcel La Modelo de Bogotá con jefes paramilitares para contener el riesgo que había generado su cubrimiento periodístico.

"Esta entrevista fue la trampa que ocasionó su secuestro, tortura y violencia sexual. También entregó detalles de cómo los perpetradores justificaron que estas agresiones eran un escarmiento contra sus denuncias periodísticas", detalla la FLIP.

Para el martes está programado que los jueces escuchen a un perito propuesto por la representación de la víctima y a uno del Estado, aunque este último es posible que no participe debido al retiro de la representación estatal.

La audiencia debe terminar el miércoles con los alegatos finales de las partes.

(c) Agencia EFE