Colombia se abstuvo de condenar a Nicaragua en la OEA por razones "estratégicas"

·2  min de lectura

El nuevo gobierno de izquierda de Colombia se abstuvo de condenar a Nicaragua por la persecución a los opositores del presidente Daniel Ortega, por razones "estratégicas y humanitarias" que no especificó, según un comunicado difundido este martes.

El 12 de agosto Colombia se ausentó de una sesión extraordinaria en la que el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó al gobierno de Ortega, tras lo cual llovieron críticas al canciller colombiano Álvaro Leyva, a quien la minoría de la oposición pretende someter a una moción de censura en el Congreso.

En una carta difundida este martes, Leyva aseguró que la ausencia se debió a "razones estratégicas" y "humanitarias" que no responden a motivaciones "idelógicas".

Enfrentadas por un ligitio marítimo, Colombia y Nicaragua congelaron relaciones diplomáticas en 2021 bajo la administración del expresidente Iván Duque.

Sin embargo su sucesor, el izquierdista Gustavo Petro, no se ha pronunciado sobre la situación de Nicaragua, blanco de críticas internacionales por el encarcelamiento de opositores, incluido un obispo de la Iglesia Católica.

El canciller colombiano justificó el silencio diplomático aludiendo a una "acción humanitaria de envergadura" que no detalló.

Al mismo tiempo aseguró que el gobierno de Petro "promueve y defiende los derechos humanos tanto en el país como en el exterior".

El primer gobierno de izquierda de Colombia estrechó sus lazos con Venezuela y Cuba, los principales aliados de Nicaragua en la región.

Delegados de Petro sostienen diálogos con la guerrilla del ELN en La Habana con miras a retomar las negociaciones de paz, para terminar con un levantamiento armado de casi seis décadas.

En junio de 2021, Colombia llamó a consultas a su embajador en Managua en rechazo a la persecución de Ortega contra sus adversarios políticos. El mandatario nicaraguense respondió con la misma medida y desde entonces no se han restablecido las relaciones.

Colombia y Nicaragua también protagonizan un litigio ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya sobre los límites marítimos en el Caribe.

das/vel/yow