Colocó un insecticida en el yogur de sus hijos, los mató y ahora pagará 60 años de cárcel

·3  min de lectura
Los hechos ocurrieron en La Paz, Bolivia (Foto:Elpaisvallenato)
Los hechos ocurrieron en La Paz, Bolivia (Foto:Elpaisvallenato)

Un hombre de 37 años envenenó a sus dos hijos y fue condenado a 60 años de prisión tras una sentencia del Juzgado Séptimo Penal del Circuito con funciones de conocimiento de Valledupar. Se trata de Francisco Javier Hernández Rojano, a quien La Fiscalía Seccional del Cesar le imputó los cargos de homicidio agravado en concurso homogéneo y sucesivo. “Tampoco se otorgan subrogados penales, la cual quedó ejecutoriada, ya que no se interpuso ningún recurso”, explicó la Fiscalía.

Fue al médico porque se sentía cansada y recibió un desolador diagnóstico

El lamentable episodio se registró el 27 de marzo en San José de Oriente, corregimiento de La Paz, cuando el procesado le suministró a sus hijos, de 4 y 7 años, un yogur mezclado con sustancias tóxicas. Según el padre de las víctimas, lo hizo en venganza porque su pareja sentimental tomó la decisión de cortar la relación.

Francisco Javier Hernández Rojano fue condenado a 60 años de prisión (Foto:El Tiempo)
Francisco Javier Hernández Rojano fue condenado a 60 años de prisión (Foto:El Tiempo)

El señalado también consumió el líquido

“El padre le suministró un insecticida líquido, luego de un ataque de celos porque su excompañera y madre de los menores tenía una relación con otra persona”, recalcó el ente investigador. Cabe destacar que Francisco Javier Hernández también consumió el mismo insecticida.

Asesinó a su esposa para “reemplazarla” por su alumna de 16 años: resuelven el crimen que inspiró un célebre podcast en Australia

Al experimentar fuertes dolores estomacales, se dirigió a la Estación de Policía de esta localidad, donde confesó el doble homicidio de los menores. El condenado permaneció varias semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos de un centro médico de Valledupar y pidió perdón a sus familiares por los asesinatos.

La marcha que se realizó en repudio a los asesinatos

En marzo, los habitantes de la ciudad donde ocurrieron los hechos marcharon en rechazo de la muerte de los niños. La misma fue liderada por docentes de la Institución Técnica Agropecuaria, en la cual se sumaron otros de estudiantes de la región.

El lugar de los hechos
El lugar de los hechos - Créditos: @elpaisvallenato

El grupo recorrió las calles de San José de Oriente y portó carteles, banderas y flores blancas. ¿El objetivo? Elevar una voz de protesta contra el maltrato infantil y violencia intrafamiliar, para que este tipo de situación no se vuelva a repetir

“Para nosotros es doloroso porque los niños estudiaban en la sede de primaria de este colegio. Rechazamos todo acto de violencia contra la población infantil”, afirmó Francisco Daza, rector de la institución Técnica Agropecuaria. Posteriormente, se realizaron los velatorios de los niños en el Cementerio Central.

La mujer que asesinó a sus hijos y conmovió a los habitantes del Reino Unido

“Solo déjenme morir”, le dijo una madre a los paramédicos, quienes llegaron hasta su casa y encontraron una trágica escena en julio de este año: su hijo, de dos años, yacía sin signos vitales, mientras que ella estaba manchada de sangre, herida en el cuello y al borde de un paro cardiaco.

La decisión inédita que tomó la reina Isabel por sus problemas de salud: no viajará a Londres a recibir al nuevo primer ministro británico

Pese al clamor, fue trasladada hasta un centro asistencial y logró sobrevivir. En cambio, al pequeño Daniel le practicaron varias reanimaciones en el lugar, pero murió tras un macabro ataque por parte de ella, según consignó el diario británico The Guardian.

Carol Hodgson vivía con su mamá e hijo. En las inspecciones a la residencia, ubicada en la ciudad de Guisborough, Reino Unido, se hallaron cartas que la mujer escribió tras el crimen para alertar a la abuela del menor. “No desearás ver esto, solo llama a la Policía”, decía uno de los párrafos.

Carol Hodgson asfixió a Daniel, su hijo de dos años, en Reino Unido y escribió una carta para confesar el asesinato a su familia
Carol Hodgson asfixió a Daniel, su hijo de dos años, en Reino Unido y escribió una carta para confesar el asesinato a su familia

“Mamá, lo siento. No desearás ver esto, solo llama a la Policía. No entres. Lo siento mucho. Te amo”, se lee en una de las misivas. Otra nota decía que le había quitado la vida con el fin de protegerlo, porque creía que el futuro de Daniel sería mejor “si se lo llevaba con ella”. Hodgson fue acusada de asesinato ante un Tribunal.