Colegio Nacional Buenos Aires: el centro de estudiantes avala el paro docente

Soledad Vallejos
·4  min de lectura
Alumnos en la puerta del colegio Nacional Buenos Aires
Silvana Colombo

Para algunas familias, el panorama sigue confuso. Para otras, la situación comenzó a ordenarse de a poco. Con solo tres días de clases presenciales, el clima en el Colegio Nacional Buenos Aires está enrarecido. Al paro de la Asociación Gremial Docente (AGD-CNBA), que según confirman las autoridades del colegio tuvo poco acatamiento, se sumó el lunes pasado el reclamo ferviente de los padres, que difundieron una carta y se mostraron entre preocupados e indignados por la falta de comunicación de la rectora, Valeria Bergman, y la incertidumbre ante el inicio enrevesado de las clases.

Ahora, llegó el “mailazo” del centro de estudiantes de la institución, dirigido a la rectoría, a la Dirección de Orientación al Estudiante y la Secretaría e Planeamiento Educativo, donde su presidenta, Tatiana Fernández Martí, dice que es preocupante la falta de jabón en los baños, la aglomeración en la puerta, la imposibilidad de abrir las ventanas que permitan la ventilación y el cumplimiento del distanciamiento de 1,5 metros en los cursos. Y agrega: “Desde el centro de estudiantes apoyamos el paro docente en defensa de las condiciones sanitarias y educativas”.

Pandemia de coronavirus: Aún no se puede saber de qué están muriendo los argentinos

Según pudo confirmar LA NACION, los alumnos no se adhirieron al paro. La mayoría de las burbujas dijo presente con la lista casi completa, y desde la institución educativa, Oscar García, secretario de Educación Media de la Universidad de Buenos Aires, aseguró que el presentismo del 90 por ciento del cuerpo docente se mantuvo estable. “El turno mañana abrió con una presencialidad total; a la tarde se notó un ausentismo más pronunciado. Pero se mantuvo estable la situación en estos tres días”, dijo García, que confesó no haber recibido ningún mail por parte del centro de estudiantes.

Luego, reforzó: “Nosotros ya le hemos informado oficialmente a la AGD el descuento de los días a los profesores que se adhirieron al paro y no cumplieron con su tarea”.

Durante el fin de semana pasado, la mayoría de las familias que integran la comunidad educativa del CNBA se enteró del reclamo de la Asociación Gremial Docente (AGD-CNBA), que había comunicado su adhesión al paro nacional de la Docencia Universitaria y Preuniversitaria –propuesto para ayer y hoy en reclamo de la apertura de paritarias–, sumado al anuncio de que sus afiliados no concurrirán esta semana a las aulas (desde el lunes pasado y hasta el próximo viernes) con el argumento de que no están dadas las condiciones para volver a la presencialidad.

Jabón y subte

En muchas de esas faltas de condiciones también coincide el centro de estudiantes liderado por Martí, que publicó en Instagram cuáles fueron los temas de la primera asamblea realizada, de la que participaron un total de 100 alumnos. Entre otras cuestiones, además de la falta de jabón, se menciona las complicaciones que origina “el cierre del subte a la salida del turno vespertino”, que deja sin transporte a más del 60% de los estudiantes.

A esto se suma, continúa el posteo, la denuncia que hacen les docentes que a la gestión de la rectora, Valeria Bergman, que expresó que “bajo ninguna circunstancia” los preceptores serán asilados en casos de aparecer resultados positivos en sus cursos. También, que no hay una articulación concreta entre las actividades presenciales y las virtuales, un problema que ya fue mencionado por un grupo de padres.

“Los horarios son confusos. Hay docentes que informan que van a hacer clases por Zoom mientras los chicos están en el colegio. No está muy claro el calendario todavía —aportó Sergio Steizel, padre de un alumno del último nivel del Colegio Nacional Buenos Aires, que insiste en la deficiente comunicación que existe de parte de las autoridades del colegio—. Cada curso está dividido en dos burbujas. Unos van lunes, miércoles y viernes a clases presenciales, y la burbuja B, va martes y jueves. Pero de a poco se normalizando”.

Guía de tests de Covid-19. Cuáles sirven, cuánto salen y dónde se realizan

En la asamblea del CENBA, se propuso además conformar una mesa de diálogo semanal entre docentes, estudiantes, familias y autoridades para hacer un seguimiento de la implementación del protocolo y el avance del Covid-19; armar una encuesta estudiantil para saber qué opinan todos los estudiantes y solicitar que haya zooms ilimitados para mejorar la cursada virtual, entre otras consignas.

En otro segmento del mail enviado a la rectoría, Martí solicita la apertura de una mesa de diálogo semanal donde “familias, estudiantes, docentes, no docentes y autoridades nos podamos reunir para ver qué pasa con el protocolo”. Siempre en defensa, repite la estudiante, de “una presencialidad segura”.