Los "colectores", jóvenes delincuentes que sacan droga del puerto de Róterdam

·3  min de lectura

La Haya, 19 sep (EFE).- Los jóvenes delincuentes reclutados por mafias del narcotráfico en Países Bajos para recoger y sacar la droga de los contenedores marítimos que llegan desde Sudamérica al puerto de Róterdam, el mayor embarcadero de Europa, son ya un problema "inmanejable" para las autoridades neerlandesas, con 325 arrestos solo este año.

El problema con los jóvenes "colectores", como ya los califica la Fiscalía neerlandesa, "va en aumento". El año pasado hubo 281 arrestos y en lo que va de 2021 se ha detenido a 325 personas, más de un tercio (110) sólo en las últimas dos semanas, lo que es "inmanejable", dicen las autoridades.

En algunos casos, estos grupos logran entrar y sacar la droga; en otros, son arrestados cuando irrumpen en las dependencias portuarias sin autorización; pero hay escenarios en los que las cosas pueden torcerse de forma grave, como ocurrió el pasado lunes, cuando nueve hombres llamaron a emergencias porque se habían quedado atrapados en un contenedor y se estaban quedando sin oxígeno.

Estaban dentro de un contenedor con "una carga que absorbe oxígeno", por lo que les costaba respirar cada vez más, mientras que la puerta de salida se había quedado bloqueada por la presencia de otro contenedor, así que ya no se podía abrir.

Todos fueron arrestados después de un chequeo médico en la decena de ambulancias que se acercó al lugar: todos tenían problemas de respiración. Uno de ellos, un joven de 18 años vecino de Róterdam, había sido detenido seis veces por su presencia en la zona del puerto estas últimas semanas.

Llevar a los detenidos ante la justicia es una tarea complicada. De los 110 arrestados de septiembre, solo 16 siguen detenidos o han sido procesados porque es difícil demostrar que estaban en la zona del puerto para sacar droga de los contenedores, como exige la Ley del Opio.

Si no hay pruebas incriminatorias, la Fiscalía sólo puede imponerles una multa por presencia no autorizada en una zona prohibida, pero no como presuntos "colectores" de drogas (en la mayoría de los casos, cocaína) en nombre de una organización de narcotraficantes.

Las tareas de extracción de la droga se realizan generalmente por la noche y los delincuentes llegan al puerto durante el día, algunas veces encerrados en contenedores marítimos que solo tienen un candado o son relativamente fáciles de abrir. Sacan la droga de contrabando de la zona portuaria y se la entregan al cliente.

Esta semana, la policía también descubrió un "hotel-contenedor" en el que los "colectores" podían esperar hasta la llegada de la droga, lo que puede tardar varios días.

La Fiscalía insta al Senado neerlandés a acelerar el debate sobre un proyecto de ley que busca abordar este problema y facilitar el procesamiento de los "colectores" de la droga porque "penaliza la presencia no autorizada, entre otros lugares, en terminales (de contenedores) en el puerto de Rotterdam".

"El juez puede entonces imponer una pena de prisión de hasta un año. En caso de circunstancias agravantes como el uso de pases falsos, engaño a los agentes de seguridad o si la infracción se comete en asociación, esta pena puede aumentar", ha explicado esta semana la Fiscalía.

Además, con esta norma los sospechosos podrían ser sometidos a un juicio sumario y pasar así a disposición judicial de forma más rápida y breve de lo habitual.

En el puerto de Róterdam, los envíos de droga son interceptados de forma cada vez más regular. En agosto, por ejemplo, las autoridades aduaneras localizaron 4.000 kilos de cocaína durante un control rutinario, que estaba escondida en dos contenedores de pulpa de piña procedentes de Costa Rica.

Una semana antes, habían localizado otros 2.100 kilos de cocaína oculta entre pulpa de plátanos, también procedentes del mismo país.

Además, en el resto de Países Bajos se han descubierto nuevos laboratorios de producción de drogas sintéticas, 49 durante el primer semestre de este año. En Eindhoven, la Policía interceptó una camioneta de reparto llena de sustancias químicas que aparentemente se usaban para producir drogas.

Imane Rachidi

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.