Colectivos piden saneamiento del río Pesquería

·4  min de lectura

MONTERREY, NL., diciembre 20 (EL UNIVERSAL).- Integrantes del Colectivo Rescatemos al Río Pesquería "Todos lo contaminamos, juntos lo limpiamos" solicitaron a las autoridades relacionadas con el tema, trabajar de manera integral y coordinada, para atacar la grave contaminación de dicho afluente que ha acabado con la flora y fauna de diversas especies en el transcurso de varias décadas.

Durante una reunión en Pesquería, residentes de la zona metropolitana y representantes de los colectivos Ciudadanos sin Frontera, Movimiento en Defensa de la Madre Tierra y el Movimiento de Asambleas Independientes Zapatistas, MAIZ, A. C., entre otros, señalaron que el caudal del mencionado río era hasta mediados del siglo XX un arroyo de aguas cristalinas con abundancia de vida, que hoy resulta imposible en sus corrientes de desechos y "veneno puro".

Llamaron a los alcaldes metropolitanos, cuyos territorios que administran pertenecen a la cuenca del Pesquería, para que junto a los promoventes atiendan el requerimiento ciudadano de su saneamiento, además de gestionar ante las autoridades estatales y federales, universidades y el sector empresarial, la urgente limpieza del afluente.

Mencionaron que ya se han girado las invitaciones respectivas a los alcaldes de García, Carlos Alberto Guevara Garza; de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas; de San Nicolás de los Garza, Daniel Carrillo Martínez; de Escobedo, Andrés Mijes Llovera; de Apodaca, César Garza Villarreal; de Pesquería, Iván Patricio Lozano Ramos; de Los Ramones, Jesús Rodríguez Treviño y de Los Herrera, Luis Tijerina López.

Asimismo, afirmaron, se planteará a los alcaldes soliciten al gobernador Samuel García Sepúlveda poner fin de manera urgente al vertedero de drenajes, basura y fluidos industriales, en toda el área metropolitana y rural de Nuevo León.

El propósito es que a su vez el mandatario estatal demande ante el presidente Andrés Manuel López Obrador y Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), así como ante universidades locales y cámaras empresariales, la implementación de un Plan Maestro para atender este grave problema que afecta a cuando menos tres millones de habitantes de Nuevo León.

Explicaron los colectivos que a fines del siglo XVI fue fundada la Hacienda de San Juan de la Pesquería Grande, precisamente por la abundancia de peces en su cauce al cruzar territorio del actual municipio de García, proveniente de Arteaga, Coahuila.

Asimismo el municipio de Pesquería, recibió el nombre de Pesquería Chica a inicios del siglo XIX, también gracias a la abundancia de peces que provenían del suroeste de diversos manantiales que juntos formaban el río en ese cauce.

Los arroyos que alimentan a este río, señalaron, se originan principalmente en el área natural protegida del Parque Nacional Cumbres de Monterrey y las Sierras El Fraile y San Miguel, para cubrir 83 kilómetros en la zona metropolitana de Monterrey, aunque la longitud total del río es de aproximadamente 170 kilómetros y finaliza en el municipio de Los Herrera, donde derrama sus aguas en el río San Juan.

Expusieron que actualmente el río se ha tornado gris o casi negro y en él ya nada puede nacer o evolucionar. "Solo contiene basura de todo tamaño, desechos humanos y animales, cadáveres, desagües industriales y de colonias. En algunos tramos el ancho del río se ha reducido a la mitad o menos con el consecuente peligro de inundaciones en temporadas de lluvias, y de aquellos peces, tortugas, aves locales y migratorias, ni hablar".

Como si fuera un caudal de veneno puro, el Pesquería empieza a ser contaminado desde el municipio de García, a donde llega limpio procedente de Arteaga, Coahuila, como un arroyo de 40 centímetros de ancho por 30 de profundidad y un caudal de 150 litros por segundo.

Sin embargo, señalaron que en García empieza a ser contaminado por desechos de una empresa minera, y a su paso por Nacataz otra empresa agrega sulfuros, azufres y otros químicos.

Y así durante su recorrido va recibiendo desechos domésticos y tóxicos de empresas en Monterrey al poniente y Escobedo. Aunque no pasa territorialmente por San Nicolás de los Garza, recibe aguas también contaminadas de los arroyos Topo Chico y Cochinos.

En Apodaca sigue recibiendo más desechos, siendo ya su color gris oscuro o negro con olores insoportables que se tornan aún más nauseabundos al recibir descargas de drenajes sanitarios y tiraderos de basura, mientras en Pesquería, se le añaden los residuos industriales de varias empresas.

El cauce del Pesquería sigue hacia Marín, Dr. González y Los Ramones para concluir en Los Herrera, en su próxima unión con el río San Juan, el cual a su vez descarga en el río Bravo y la presa internacional El Azúcar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.