Colapsa sistema eléctrico mientras Fiona toca tierra boricua

·2  min de lectura

El sistema eléctrico de Puerto Rico colapsó hoy debido a las inclemencias del tiempo asociadas al paso del huracán Fiona, confirmó hoy el gobernador de la Isla Pedro Pierluisi a través de un comunicado de prensa.

Mientras, el ciclón tocó tierra esta tarde entrando por Punta Tocón, un área en el municipio de Lajas, al suroeste de Puerto Rico. A su entrada, el huracán tenía una fuerza de vientos de 85 millas por hora, según un reporte actualizado del Centro Nacional de Huracanes despachado a las 3:35 pm.

Por ser una isla, Puerto Rico no puede adquirir electricidad de estados contiguos como ocurre en Estados Unidos continentales y cualquier déficit generatriz puede producir inestabilidad o apagones de forma inmediata.

Así las cosas, prácticamente todos los 1.5 millones de clientes de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) -la corporación pública que opera el monopolio generatriz isleño- estaban sin electricidad. Ello implica que cerca de 3 millones de personas estaban sin el servicio.

La AEE tiene una capacidad generatriz instalada de aproximadamente 6,000 megavatios que es la suma de termoeléctricas, ciclos combinados, turbinas de combustión, turbinas diésel, dos plantas cogeneradores privadas, varias turbinas hidroeléctricas y varias generatrices de energía renovables (solares y turbinas eólicas).

No obstante, a eso de las 3:00 pm la página web de la AEE indicaban que solamente estaban generando 500 megavatios, es decir cerca del 8% de la capacidad generatriz.

Como el sistema de agua potable depende de la AEE -cuya administración está ahora en manos de la empresa privada LUMA- es muy probable que pronto se reporten interrupciones en el suministro del preciado líquido.

Además, su sistema de producción de agua también depende del sistema eléctrico que está en manos de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y que es operado por la empresa privada LUMA. Esto significa que es muy probable que tarde o temprano comiencen a reportarse problemas con el suministro del preciado líquido.

Reportes de prensa desde la isla mostraban imágenes ayer de calles inundadas, ríos salidos de su cauce y algunas casas de madera que mostraban partes de sus techos arrebatados por el viento.

Los pronósticos meteorológicos apuntaban a que Fiona podría dejar cerca de 25 pulgadas de lluvia. El huracán María, en 2017, dejó más de 40 pulgadas de lluvia, según el récord meteorológico.