Colapsa elevador en hospital y camilleros cargan pacientes en Morelos

·3  min de lectura

CUERNAVACA, Mor., junio 15 (EL UNIVERSAL).- El colapso de tres elevadores en el hospital José G. Parres de Cuernavaca provocó la reprogramación de cirugías que no ponían en riesgo la vida de los pacientes, y en casos urgentes las personas fueron trasladadas a la red de hospitales del gobierno del estado, afirmó Héctor Barón Olivares, director de los Servicios de Salud.

El aplazamiento de las cirugías en el José G. Parres se conoció tras la difusión de un video en redes sociales, donde se ve a camilleros cargar a un paciente en ese nosocomio para bajarlo al piso de cirugía. Al grupo lo acompañan enfermeras que sujetan las bolsas de suero y cuidan las canalizaciones por donde suministran los medicamentos al paciente. En esas mismas circunstancias fueron cargados seis enfermos el lunes, dijo Barón Olivares, pero sostuvo que el traslado fue seguro porque los camilleros están capacitados para ese tipo de maniobras que ponen en práctica en incendios o movimientos telúricos.

"El video que muestra cuando bajan un paciente en una camilla por las escaleras, efectivamente así fue, pero los camilleros están completamente capacitados para poder hacer ese tipo de maniobras ya que, ante un desastre natural, como un temblor o incendio, los elevadores no se pueden ocupar.

"Entonces a los camilleros les compraron fajas especiales para que no se lastimaran la columna y la camilla que utilizan en esa foto es especial, porque el paciente viene muy seguro para poderlo bajar. Se tuvo que hacer esa maniobra puesto que el elevador no funcionaba", sostuvo.

Barón informó que los elevadores dejaron de funcionar hace cinco días, pero por fortuna encontraron las piezas y repararon uno de ellos para comenzar a operar el martes a las seis de la mañana.

Son elevadores de la marca Otis, obsoletos en su tarjetas y software, con hasta 27 años de uso, y por lo tanto sus piezas están discontinuadas. Para conseguir las refacciones, dijo Barón Olivares, los ingenieros fueron a la CDMX y Querétaro durante una semana, hasta que las encontraron y ajustaron uno de los elevadores. "Efectivamente los tres elevadores son muy obsoletos, los cuales tienen la edad del hospital, 26 o 27 años, y con el uso lógicamente las piezas se volvieron obsoletas. Un elevador falló y paralelamente ya estábamos haciendo la gestión para el cambio de los mismos, pero nos tocó la mala suerte de que colapsaran y se envió a un técnico para repararlo", dijo.

El director de los Servicios de Salud informó que contrario a las versiones sobre la presunta parálisis del sector salud en el José G. Parres, el área de consulta externa operar al 100%, así como los cuatro quirófanos y se cuenta con un abasto de medicamentos del 88%, un porcentaje ajustado a los indicadores nacionales; además tenemos un 89.5 por ciento de ocupación hospitalaria, expresó. Prueba de la funcionalidad del hospital, resaltó, son las 239 cirugías realizadas en las últimas dos semanas que van del 28 de mayo al 10 de junio; en promedio se realizan 18 cirugías diarias por lo que se requiere.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.