Colón - Arsenal, por la Copa de la Liga: el Sabalero volvió a ganar, se impuso por 2-0 y es el primer clasificado de la Zona 1

José E. Bordón
·2  min de lectura
Bruno Bianchi convirtió de cabeza, para Colón, en el arranque del partido ante Arsenal, por la Copa de la Liga Profesional; en la imagen recibe el saludo de Lértora
Imágen de TV

SANTA FE.- Colón ganó y se aseguró el pasaje a los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional. Y con ese objetivo cumplido espera en la última fecha a su eterno rival. A Unión lo aguardará ahora con esa tranquilidad que le otorga la clasificación aunque –como siempre- el clásico santafecino es un partido especial. Lo sabe el cuerpo técnico, que relevó a piezas claves en el segundo tiempo, y la parcialidad que ya comenzó a palpitar ese encuentro. Este viernes por la noche, el sabalero derrotó 2 a 0 a Arsenal, con goles de Bruno Bianchi y Facundo Farías en el tiempo inicial.

El Sabalero arrancó con buen pie. La presión en el medio, especialmente con Lértora, Aliendro y Escobar, lo posicionó mejor por los laterales. Aprovechó para atacar por la derecha para desnivelar por el otro sector. Esa presión le permitió darle ritmo a su ataque. De uno de esos desbordes por la derecha llegó el córner. Y de ese tiro de esquina, la asistencia del Pulga Rodríguez para que Bianchi le ganara a los defensores y concretara de cabeza la apertura del marcador.

Lo mejor del partido

Todo parecía a estar a disposición del local pero se fue apagando hasta la intrascendencia ofensiva y le dio espacio a Arsenal para recuperar terreno y así acercarse progresivamente a Burián. Pero el conjunto visitante fue tibio, con pocas ideas para comprometer a los defensores rojinegros, que no tuvieron demasiado trabajo. Terminaba el período inicial cuando Colón aceleró y Farías, el más incisivo, aumentó la ventaja con una corrida y un derechazo cruzado que se metió contra el palo derecho de Navarro. Quizá la diferencia parecía amplia, pero premió al que tuvo una mirada más ofensiva.

Arsenal insinuó algo más en el inicio de la segunda etapa. Pero este equipo que este viernes vino a Santa Fe no tuvo jerarquía. Se repitió en el ataque y cometió muchos errores en la estrategia para frenar al rival. Pudo haberlo pagado más caro porque el local, con poco, le generó tres o cuatro situaciones claras para aumentar la diferencia.

El 1-0 de Bianchi

El conjunto de Rondina nunca cambió el libreto, quizá porque no tenía los hombres adecuados para interpretarlo. Enfrente, Colón fue haciéndose sólido defensivamente y tuvo un par de ideas más que su adversario para complicarlo. Pensando en la Sudamericana y con respecto a los últimos buenos resultados que había conseguido en la Copa de la Liga, el equipo del Viaducto dio un paso atrás.

Como se dijo, el objetivo de Colón, de llegar a una nueva ronda del torneo, está cumplido. Y mucho tiene que ver lo realizado en el comienzo del torneo. Si consigue aquella regularidad podrá mantener intactas sus aspiraciones. El sabalero sabe que soñar no cuesta nada.

El 2-0 de Farías