COI invita al investigador antidopaje a reunirse con Bach

Por GRAHAM DUNBAR

GINEBRA (AP) — El investigador de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), Richard McLaren, fue invitado el jueves a reunirse con el presidente del Comité Olímpico Internacional Thomas Bach, mientras persiste la tensión entre organismos de deportes olímpicos y las autoridades antidopaje.

La invitación para reunirse en Lausana, Suiza, surge ocho meses después de que McLaren ofreció evidencia detallada de una conspiración de dopaje ruso en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en 2014.

Su trabajo en un inicio provocó pedidos para que el COI vetara a Rusia de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Todavía es posible que los rusos queden fuera de los Juegos de Invierno de 2018.

El lunes en Lausana, McLaren habló de su frustración por "las quisquillosas" críticas hacia su trabajo, incluso de parte del organismo que preside Bach.

Mientras McLaren y el ministro de Deportes de Rusia eran los principales conferencistas de un evento de la AMA esta semana en Lausana, líderes del COI se encuentran en Corea del Sur inspeccionando la próxima sede olímpica.

El portavoz del COI, Mark Adams, dijo el jueves que Bach desea reunirse con McLaren y el presidente de la AMA, Craig Reedie, para mejorar las relaciones.

"Espero (que podamos) trabajar mejor y tener una cooperación más estrecha mientras avanzamos en este tema", dijo Adams en una conferencia de prensa al margen de la reunión de dos días de la junta del COI en Pyeongchang.

En su carta a McLaren, Bach halagó el trabajo del abogado canadiense, el cual reveló "un masivo programa de dopaje ruso basado en manipulación sistemática de los controles antidopaje", dijo Adams.

"Esto se apoyó en los hallazgos de McLaren", dijo el portavoz del COI, sugiriendo que era un "claro" mensaje de aprecio por parte de Bach.

El mes pasado, el comité olímpico envió un mensaje diferente en una carta abierta dirigida a los organismos deportivos y donde señaló una "falta de evidencia consistente" en la investigación de McLaren y sugirió que "las traducciones usadas por su equipo no eran adecuadas".