Al menos un cohete impacta cerca de aeropuerto kurdo sin ocasionar víctimas

Agencia EFE
·2  min de lectura

Bagdad, 14 abr (EFE).- Al menos un cohete fue lanzado este miércoles contra el aeropuerto internacional de Erbil, la capital de la región autónoma del Kurdistán iraquí, donde se encuentran tropas norteamericanas y el ataque no ocasionó víctimas ni daños materiales, informó la agencia de noticias INA.

De acuerdo con un comunicado recibido por INA del Servicio de Lucha contra el Terrorismo del Kurdistán, "un cohete tuvo como objetivo el aeropuerto internacional de Erbil", mientras que el Ministerio del Interior kurdo señaló en un comunicado que el impacto se produjo "en las cercanías" de las instalaciones.

Asimismo, apuntó que las fuerzas de seguridad del Kurdistán cerraron los accesos al aeropuerto tras el impacto.

Por su parte, el gobernador de Erbil dijo a INA que "no hay ningún daño ni víctimas por el impacto de misiles contra el aeropuerto", en cuyas cercanías se encuentra una base militar de la coalición internacional liderada por Estados Unidos para luchar contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Hasta el momento ningún grupo ha reivindicado la acción, aunque los ataques contra instalaciones con presencia estadounidense han sido recurrentes en el último año desde que el comandante iraní Qasem Solemaní fuera asesinado en un bombardeo selectivo de EE.UU en enero de 2020 en Bagdad.

Washington acusa directamente a milicias iraquíes respaldadas por Irán, que en múltiples ocasiones han negado su implicación en estos ataques aunque exigen la salida de las tropas norteamericanas del país.

El ataque de hoy se produce después de que el cónsul de EE.UU. en Erbil, Rob Waller, criticara a las milicias proiraníes en una reunión con los responsables del medio kurdo Rudaw.

"Las facciones armadas de las milicias afiliadas a Irán nunca actúan con responsabilidad hacia las misiones diplomáticas de los países", dijo Waller a Rudaw.

El pasado 15 de febrero un contratista estadounidense murió en otro lanzamiento de cohetes contra una base en Erbil, en una agresión en la que también resultaron heridos un soldado estadounidense y otros contratistas.

Además, una semana después dos misiles impactaron en los alrededores de la embajada de Estados Unidos en Bagdad sin causar víctimas.

Como represalia, Washington bombardeó posiciones de milicias proiraníes iraquíes, a las que acusa de estos ataques, en el este de Siria causando la muerte de un miliciano y heridas a otros dos.

(c) Agencia EFE