Cocreador de vacuna AstraZeneca defiende seguridad de la inyección en medio de preocupación por coágulos

Kate Kelland
·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Ilustración de viales con la etiqueta "Vacuna AstraZeneca Coronavirus COVID-19" y una jeringa se ven delante de un logotipo de AstraZeneca

Por Kate Kelland

LONDRES, 23 abr (Reuters) - Uno de los científicos de Oxford que co-desarrolló la vacuna COVID-19 de AstraZeneca defendió la seguridad de la inyección el viernes y dijo que no le preocupaba que algunos países hubieran optado por restringir su uso, en medio de temores sobre un posible vínculo con efectos secundarios muy raros.

Adrian Hill, director del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford, dijo que equipos de todo el mundo estaban trabajando para precisar cualquier mecanismo potencial de lo que podría estar causando los coágulos de sangre, utilizando datos del mundo real ahora que se han administrado muchas inyecciones.

Estuvo de acuerdo con los reguladores de medicamentos en Reino Unido y Europa, y con los expertos de la Organización Mundial de la Salud, en que el balance riesgo-beneficio de la vacuna contra el coronavirus favorecía su uso.

"Si algunos países optan por utilizar una vacuna (COVID), habrá más de las otras vacunas para otros países", dijo Hill a Reuters. "No vemos esto como un gran problema".

Más de una docena de países europeos habían suspendido el uso de la vacuna COVID-19 de AstraZeneca, llamada Vaxzevria, en medio de informes de casos de coágulos combinados con plaquetas bajas en una cantidad muy pequeña de personas que la habían recibido.

Muchos países han reanudado el uso de la inyección, pero con algunas restricciones.

Después de revisar los informes de seguridad, el regulador de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) dijo que, si bien había un posible vínculo, no se había establecido un vínculo causal directo y los beneficios de la vacuna para prevenir la enfermedad grave de COVID-19 eran sustanciales.

Cuando se le preguntó si estaba sorprendido por los informes de casos de coágulos de sangre que ocurrieron en Reino Unido , Noruega, Alemania y otros países que han estado implementando Vaxzevria, Hill dijo que estos efectos secundarios extremadamente raros no habrían surgido incluso en ensayos a gran escala.

"Nadie puede detectar algo que ocurre en una de cada 300.000, y tal vez causa la muerte en aproximadamente 1 en un millón, si se realizan estudios del orden de 10.000 a 20.000 vacunas", dijo.

"Estos efectos secundarios, muy, muy raros, son muy difíciles de detectar con cualquier vacuna. Lo bueno es que ahora podemos detectarlos, porque la infraestructura de enlace de datos en el Reino Unido y muchos otros países es capaz de hacer esto con notable rapidez", añadió.

(Reporte de Kate Kelland, Editado en español por Gabriela Donoso)