Un cocodrilo amarrado a un auto, deja pasmados a los conductores que viajaban por la I-95

·2  min de lectura
Karen Kress Facebook

Un automovilista de la Florida condujo por la autopista I-95 con un cocodrilo amarrado a la defensa de su auto durante el fin de semana largo por el Día del Trabajo. Y en las redes sociales se han publicado preguntas ... una gran cantidad de preguntas.

Ocurrió el pasado sábado 3 de septiembre, en el Condado Brevard, y según dijo la residente de Tampa, Karen Kress, ella fue una de los conductores que presenciaron el inusual espectáculo.

“¡Algo increíble!”, dijo Kress de su reacción inicial. “Hace 30 años me mudé aquí por la naturaleza y he visto cientos de cocodrilos. Sin embargo, ¡nunca me imaginé ver uno en la autopista!”

Kress compartió la imagen en Facebook, donde aparece el enorme cocodrilo, cuyo tamaño es casi el doble del ancho del auto.

Otros automovilistas también parecieron sorprenderse, dijo Kress, y también tomaron fotos.

La identidad del chófer se desconoce, pero se cree que posiblemente es alguien que participa en la temporada de caza del cocodrilo en la Florida, que va del 15 de agosto al 1ro. de noviembre.

Los cocodrilos tienen un promedio de 10 pies de largo en la Florida, lo que hace que sea difícil poder meterlos dentro de un vehículo. Por otra parte, huelen a las aguas pantanosas donde viven.

Por consiguiente, transportar un cocodrilo cazado legalmente en la parte trasera de un automóvil es legal en todo el estado, de acuerdo con la Comisión de Pesca y Conservación de la Vida Silvestre de la Florida (FWC). Kress colgó la foto con una irónica invitación: “Acepto sugerencias para los pies de fotos”. Miles de personas han respondido, y ofrecido un sinfín de juegos de palabras y de bromas sobre la situación del cazador que obviamente desafía las normas de Uber.

“Bueno, no está en la cabina”, escribió Andrew Armbruster en Facebook.

“Es evidente que no iba a caber en el asiento de los pasajeros”, colgó Robert Lockwood.

La foto también molestó mucho a los activistas de los derechos de los animales, y algunos dijeron que se trataba de crueldad animal.

Otros visitantes especularon que podría ser una broma de la conductora.

“¿Es de veras un cocodrilo o uno de goma para usar en la piscina?”, preguntó Erin McGirt Chantry.

“¡Ese cocodrilo no parece de verdad!”, colgó Kristine Tragesser.

Kress dijo que se acercó lo suficiente como para ver bien al cocodrilo, y añadió que era “completamente verdadero”.

“Aunque soy vegetariana, no tengo ningún problema si se trataba de una caza legal”, agregó.

Todos los años, la Florida emite 7,000 permisos para cazar cocodrilos para de este modo controlar una población que ya alcanza 1.3 millones, según la FWC. Los cocodrilos viven en los 67 condados del estado.

Traducción de Jorge Posada