Cocaleros en disputa van a las calles y agudizan el conflicto en Bolivia

·3  min de lectura

La Paz, 18 sep (EFE).- Los dos sectores cocaleros en disputa desde agosto por el llamado "mercado paralelo" de hojas de coca convocaron a sus afiliados a movilizarse este lunes, unos para pedir al Gobierno de Bolivia la liberación de su máximo dirigente y otros en demanda del reconocimiento de un nuevo centro de venta.

La Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), que administra el mercado tradicional, llamó a sus socios de la región de Los Yungas hasta La Paz con la finalidad manifestarse contra la detención de su presidente, Freddy Machicado.

Justamente, la pasada semana un juez dispuso la detención preventiva de Machicado luego de valorar las acusaciones en su contra por la toma y destrucción del "mercado paralelo" que administra el sector encabezado por Arnold Alanes.

El pasado 8 de septiembre, el conflicto cocalero desencadenó en la destrucción de ese punto de comercio de hojas de coca luego de que miles de cocaleros del bloque de Machicado marcharan más de 100 kilómetros hasta La Paz.

En ese momento, los movilizados advirtieron que si el Gobierno no daba una respuesta a su pedido serían ellos los que con sus "propias manos" cerrarían el local de venta observado, algo que finalmente sucedió.

La toma y destrucción de ese mercado implicó la quema de sus ambientes, la sustracción de mercadería y varias personas heridas, que son los motivos por los que primero el Gobierno y luego Alanes anunciaron medias legales contra el sector de Machicado.

DOS MANIFESTACIONES

Los cocaleros de Adepcoca estiman que para este lunes llegarán miles de socios, incluso con sus hijos, para protestar contra la detención de su líder y oponerse a otras órdenes de captura que, según los dirigentes, están a punto de ejecutarse.

Esa movilización tiene previsto llegar a la plaza Murillo, en el centro de La Paz, donde están los edificios de la Casa de Gobierno y el Parlamento.

Por su parte, el sector de Alanes también convocó a una asamblea y una movilización para este lunes con la finalidad de trasladarse hasta los ministerios de Gobierno (Interior) y Desarrollo Rural e instalar vigilias.

El objetivo es "lograr la resolución ministerial" que autorice una "apertura legal" del mercado destruido hace más de una semana, dictó la convocatoria del bloque de Alanes.

Las normas bolivianas establecen dos mercados legales para la venta de hojas de coca, uno en Sacaba, en el departamento de Cochabamba, y otro en Villa Fátima, en La Paz.

La tensión entre Adepcoca y el Gobierno se agravó cuando a inicios de agosto las movilizaciones del sector intentaron llegar hasta el "mercado paralelo" y esto derivó en enfrentamientos entre manifestantes y la Policía.

El Ejecutivo convocó varias veces a dialogar, pero el sector de Machicado se negó a negociar si es que también se llamaba al bloque de Alanes, al que acusan de ser representante de la "zona roja" de cultivos y rechazan por su afinidad con el Gobierno.

El problema entre cocaleros de La Paz data de septiembre de 2021, cuando en una asamblea un grupo eligió por aclamación a Alanes como dirigente de Adepcoca, que luego recibió el reconocimiento del Gobierno de Arce y tomó posesión del mercado de Villa Fátima con apoyo policial.

Tras varias jornadas de protestas, el otro bloque, que asegura ser mayoritario, consiguió expulsar a Alanes y a la Policía, pero unos días después el dirigente abrió un nuevo mercado en la zona vecina de Villa El Carmen.

(c) Agencia EFE