Cocaleros bolivianos deciden marchar para lograr el cierre de "mercado paralelo"

·3  min de lectura

La Paz, 29 ago (EFE).- Los cocaleros de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de La Paz determinaron este lunes realizar una marcha para exigir al Gobierno del presidente Luis Arce que se cierre el llamado "mercado paralelo" de hoja de coca, por el que están en conflicto hace casi un mes.

La decisión emergió de una asamblea que convocó el Comité de Emergencia de Adepcoca, liderado por Freddy Machicado, bajo la consigna de partir el próximo domingo de la región productora de Los Yungas y llegar a La Paz en cuatro días de caminata.

"La convocatoria tiene que ser para todos (los socios)" y así "fortalecer esta marcha para lograr un solo objetivo", dijo Machicado en la reunión con los dirigentes regionales de Adepcoca.

La reunión se desarrolló por varias horas en el mercado tradicional de Villa Fátima, en el norte de la ciudad de La Paz, cuando se cumplen 29 días del conflicto en el que al menos dos intentos de diálogo convocados por el Gobierno han fracasado.

SIN DIÁLOGO NI SOLUCIONES

La marcha representa una medida alternativa a las protestas que se produjeron desde inicios de este mes y que enfrentaron a los manifestantes, que utilizaron dinamita para llegar hasta el "mercado paralelo", con la Policía Boliviana, que se encargó de resguardar ese comercio y respondió con gases lacrimógenos.

El "mercado paralelo" está administrado por el sector de Arnold Alanes, que asegura ser el dirigente legal de los productores de coca de La Paz, y que justifica su funcionamiento con base a una elección por aclamación que se produjo en septiembre del año pasado que incluso fue reconocida por el Gobierno.

Las autoridades nacionales, que en un inicio reconocieron a Alanes, han tomado distancia del conflicto y han señalado que los problemas en Adepcoca, que es una institución privada, se deben a pugnas entre sus dirigentes que deben solucionar.

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzáles, inicialmente dijo que el Gobierno no autorizó el funcionamiento del "mercado paralelo", por lo que se entendió que ese establecimiento está al margen de las normas bolivianas.

Sin embargo, Gonzáles matizó recientemente esa postura al afirmar que el mercado legal de coca en La Paz no se refiere a un establecimiento en concreto sino al carácter de intercambio entre los productores y sus compradores, y que Adepcoca son "todos los socios".

El Gobierno ha instado a las partes a dialogar, algo que no ha sucedido debido a que el bloque de Machicado rechaza que el grupo de Alanes también participe en esos encuentros al considerar de que el Gobierno tiene la obligación cumplir las leyes y cerrar el "mercado paralelo".

Las normas bolivianas reconocen dos centros de venta legal de hoja de coca para su uso tradicional: el mercado de Sacaba, en el departamento de Cochabamba, y el de Villa Fátima, en La Paz.

BLOQUEO VECINAL

Por otro lado, para este martes las juntas vecinales de los barrios en los que operan los dos mercados convocaron a un bloqueo "contra el conflicto entre los afiliados de Adepcoca" y la "pasividad del Gobierno" para resolverlo.

En un informe, la Defensoría del Pueblo alertó sobre el "uso indiscriminado" de dinamita y gases lacrimógenos, asimismo cuantificó que casi 10.000 estudiantes se han perjudicado en sus actividades por los persistentes enfrentamientos entre manifestantes y la Policía.

Además de esto están las quejas por las detonaciones de explosivos, los gases y los operativos policiales que impiden las labores normales en los barrios afectados.

Este problema se arrastra desde septiembre de 2021, cuando en una asamblea se eligió por aclamación a Alanes como dirigente de Adepcoca, que luego recibió el reconocimiento del Gobierno, con lo que tomó posesión del mercado tradicional de Villa Fátima.

Aquello provocó la protesta del otro bloque que asegura ser el mayoritario y tras varias jornadas de protestas consiguió expulsar a Alanes de la sede de Adepcoca y unos días después abrió un "mercado paralelo" cerca del tradicional.

(c) Agencia EFE