Cocaína en las Américas: mayor productividad, mayor capacidad de los laboratorios

AFP - EITAN ABRAMOVICH

Los países de América detectaron cambios en el cultivo y producción de drogas a base de coca, afirma un informe publicado por la OEA. Los laboratorios tienen más capacidad para producir cocaína, tardan menos en producirla y hay un mayor acceso a los precursores químicos que se usan en su elaboración, entre otros, el ácido sulfúrico y el permanganato de potasio.

Las incautaciones en la región aumentaron de 911 toneladas métricas en 2016 a 1.091 en 2020, señala el Informe sobre la Oferta de Drogas en las Américas 2022 que abarca el periodo 2016-2020.

Los datos de Colombia indican que "la productividad aumentó a raíz de cambios en el procesamiento y del uso de diferentes variedades de coca con una vida productiva más larga", afirma el informe de la Organización de Estados Americanos, que precisa que Perú observó la misma tendencia.

Todo ello mejora la productividad, mientras que el nivel de erradicación de los cultivos varía según los países:en Colombia aumentó, pasando de 18.000 hectáreas en 2016 a más de 130.000 en 2020, mientras que en Perú (de 30.000 hectáreas en 2016 a 6.272 en 2020) y en Bolivia (de 6.577 en 2016 a 2.177 en 2020) se redujo considerablemente.

"El uso de técnicas de producción más eficientes y el uso indebido de precursores químicos, han llevado a un aumento de la cantidad, la potencia y la nocividad de algunas drogas", afirma en el prefacio Luis Fernando Lima Oliveira, secretario de seguridad multidimensional de la OEA.

No hay una sola droga que defina la oferta de narcóticos en las Américas.

Las preocupaciones varían según los países. La heroína por ejemplo solo preocupa a Guatemala, México y Estados Unidos.


Leer más sobre RFI Español