Cobró por estudiantes inexistentes de una escuela de karate. Ahora es una delincuente sentenciada

·2  min de lectura

La directora de una academia de artes marciales de Homestead que estafó a los contribuyentes facturando a estudiantes que no existían se libró de ir a la cárcel después de pagar $225,000 en restitución y multas.

Kelly Regalado, que dirigía la United Martial Arts Academy, se declaró culpable el viernes y fue sentenciada a 10 años de libertad condicional. La escuela, que se había financiado en gran medida con subvenciones públicas, también fue disuelta. Regalado, mientras esté en libertad condicional, también tiene prohibido trabajar para cualquier organización que reciba dinero público.

Regalado, de 45 años, se declaró culpable de los cargos de estafa organizada y fraude electrónico. Su abogado defensor, Miguel San Pedro, declinó hacer declaraciones tras la audiencia del viernes.

La declaración de culpabilidad ocurrió casi dos años después que los fiscales acusaron a Regalado y a la propia escuela de facturar fraudulentamente más de $350,000 al Miami-Dade’s Children’s Trust, una organización financiada por los contribuyentes que subvenciona programas que atienden a niños pobres y en situación de riesgo.

La escuela, según la Oficina del Inspector General de Miami-Dade, facturó por estudiantes que nunca existieron.

Según un memorando publicado por el inspector general Félix Jiménez, la academia estaba inscrita en dos programas —uno para programas extraescolares y otro para campamentos de verano— que reembolsaban los costos relacionados con os estudiantes y los empleados. Los agentes revisaron las facturas de la academia entre 2013 y 2017.

Henry Regalado y su esposa, Kelly, dirigían la United Martial Arts Academy en Homestead. Las autoridades acusaron a la escuela y a Kelly Regalado de facturar fraudulentamente a los contribuyentes casi $300,000 en subvenciones.
Henry Regalado y su esposa, Kelly, dirigían la United Martial Arts Academy en Homestead. Las autoridades acusaron a la escuela y a Kelly Regalado de facturar fraudulentamente a los contribuyentes casi $300,000 en subvenciones.

Descubrieron que los Regalado usaron cheques falsos, registros falsos de transferencias de dinero e incluso datos falsos de asistencia de alumnos para facturar más de $350,000. En realidad, el fideicomiso pagó algo menos de $350,000.

Los agentes descubrieron que la escuela también infló los costos de los empleados. Eso incluyó pagar a la madre de Kelly Regalado bajo dos nombres diferentes, dinero que fue devuelto a su hija, decía el memorando. Cuando el fideicomiso cuestionó a Regalado, ella proporcionó “estados de cuenta bancarios falsificados”, escribió Jiménez.

Dirigía la academia con su esposo, el instructor de artes marciales Henry Regalado, que se describe a sí mismo como cinturón negro de “noveno grado” en Kung Fu Shaolin. Él no fue acusado.

Regalado pagó $180,000 en concepto de restitución al fideicomiso. Se pagaron otros $45,000 a la Oficina del Inspector General, dijo la fiscal Carol Jordan a la jueza de circuito Tanya Brinkley.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.