Coalición “semáforo”: verdes y liberales inician el diálogo con Scholz para formar gobierno en Alemania

·3  min de lectura
El dirigente socialdemócrata Olaf Scholz al llegar a una reunión de su partido
Wolfgang Kumm

PARÍS.– Una coalición “semáforo” (roja, verde y amarilla) se vuelve cada vez más probable en Alemania, después de que los Verdes (Grünen) y los liberales (FDP) anunciaron su voluntad de aliarse con los socialdemócratas (SPD), que llegaron primeros en las elecciones federales del 26 de septiembre.

“Los ciudadanos nos dieron un mandato para lograr un gobierno conjunto”, declaró en Berlín Olaf Scholz, líder del SPD. Los ecologistas, el FDP y su partido acordaron reunirse hoy para iniciar las conversaciones preliminares con miras a esa alianza.

“Llegamos a la conclusión de que es lógico continuar conversando con el SPD y el FDP, en una búsqueda más profunda de un espacio de acuerdo”, había explicado por la mañana, en conferencia de prensa, la copresidenta de los Verdes, Annalena Baerbock. Los Verdes rechazan así una eventual coalición con los demócratas cristianos de la CDU-CSU, de la canciller Angela Merkel, que obtuvo el segundo puesto en las elecciones. Terceros en esos comicios, los Grünen están ahora en posición de escoger al futuro canciller.

A contramano del mundo, las muertes por coronavirus baten récords en Rusia

“El país no puede permitirse un largo inmovilismo” esperando la formación de una coalición, explicó la dirigente ecologista, aludiendo a los meses de negociaciones que habían paralizado Alemania y la Unión Europea (UE) en las elecciones de 2017.

“En el FDP tenemos el propósito de continuar las conversaciones con socialdemócratas y Verdes”, para formar una coalición “semáforo” (llamada así por el color de cada uno de los tres partidos), agregó Baerbock. “Nuestro interés es que las cosas avancen rápidamente”, concluyó.

Según el otro copresidente de los Grünen, Robert Habeck, “estas últimas semanas demostraron que las mayores intersecciones en materia de contenido son concebibles en el esquema (con el SPD y el FDP). Sobre todo en materia de política social”. Habeck advirtió, sin embargo, que el acuerdo aún está lejos de haberse sellado.

Christian Lindner, líder del partido liberal (FDP), confirmó haber propuesto a Olaf Scholz –en acuerdo con los Verdes– el encuentro de este jueves. El domingo, el FDP había calificado los primeros contactos con los socialdemócratas de “constructivos”.

Sin embargo, la CDU-CSU, liderada por el delfín de Merkel, Armin Laschet, no ha renunciado a formar una coalición de gobierno “jamaiquina” (negra, verde y amarilla, los colores de la bandera de Jamaica) con Verdes y liberales.

“Respetamos el hecho de que haya conversaciones entre el FPD, los Verdes y el SPD”, dijo ayer Laschet, y agregó que los conservadores seguían también “dispuestos” a negociar la formación de un eventual gobierno. Pero no es nada seguro que Laschet obtenga satisfacción. Abandonado por los líderes de la CSU, la rama bávara de la democracia cristiana, por los resultados catastróficos obtenidos por el partido en los comicios, el líder de la CDU fue nuevamente blanco de las críticas del líder de esa formación, Markus Söder.

La decisión de iniciar conversaciones entre el SPD, los Verdes y los liberales es “un claro rechazo a una coalición Jamaica”, dijo Söder, juzgando que ahora se abre para los conservadores “un período para el que es necesario prepararse”, durante el cual la CDU-CSU podría pasar a la oposición.

Los conservadores se reunieron el domingo con los liberales y el martes con los Verdes para tratar de convencerlos de formar esa coalición, la única que podría permitirles conservar la cancillería tras 16 años de gobierno de Merkel. Pero, cuando el contenido del encuentro con los ecologistas se filtró, los Verdes se mostraron escandalizados. “La confianza significa también que no todo es publicado en la prensa” inmediatamente, reaccionó Baerbock.

En todo caso, cualquiera sea el resultado, una coalición de tres partidos sería una novedad en Alemania desde 1950.

“Los electores fueron muy claros”, había afirmado Olaf Scholz al anunciar su intención de formar una mayoría con los Grünen (14,8%) y el FDP (11,5%). Por su parte, más del 60% de los alemanes quieren que el líder socialdemócrata sea el próximo canciller.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.