La coalición árabe bombardea posiciones rebeldes en Saná, según los hutíes

Agencia EFE

Saná, 16 jun (EFE).- La coalición árabe liderada por Arabia Saudí, que interviene en el Yemen desde 2015, efectuó hoy una decena de bombardeos contra posiciones de los rebeldes hutíes en y cerca de la capital Saná, según testigos y medios de comunicación afiliados al movimiento rebelde.

La agencia de noticias Saba, controlada por los hutíes, informó de que la coalición árabe capitaneada por los saudíes lanzó "cinco incursiones" en las afueras de Saná que tuvieron como objetivo el área de Al Nahdin y sus alrededores.

Saba no especificó si hubo víctimas mortales o daños materiales tras el ataque y, hasta el momento, la coalición árabe no se ha pronunciado al respecto.

Testigos aseguraron a Efe de que los bombardeos impactaron contra tres bases militares de los hutíes en las afueras de Saná: la Academia de Defensa Aérea, los cuarteles de Al Nahdin y posiciones de la Defensa Aérea de la Montaña de Aiban.

Horas más tarde, los aviones de la alianza golpearon la base aérea de Al Dailami, cerca del aeropuerto de Saná, según residentes de la zona.

Otro bombardeo tuvo como objetivo una posición rebelde en la zona de Bait Adhran, a unos 50 kilómetros al oeste de Saná, y otros dos ataques se registraron en la provincia de Amran (noroeste), según medios afiliados a los hutíes.

Ayer, el Gobierno hutí con sede en Saná denunció que al menos 13 personas fallecieron en un bombardeo de la coalición árabe en una zona remota del norte del Yemen.

El último bombardeo en la capital, que los rebeldes controlan desde 2014, fue el pasado 30 de marzo, cuando la coalición informó de una serie de ataques aéreos que, según los hutíes, causaron un muerto y dos heridos.

Por su parte, la coalición informó hoy a través de la agencia saudí SPA de que interceptó un misil balístico lanzado por los hutíes desde la provincia de Saada hacia Najran en "un intento deliberado por alcanzar objetivos civiles".

La coalición árabe fue creada por Riad en marzo de 2015 en apoyo del Gobierno reconocido internacionalmente, que fue expulsado de la capital yemení en 2014 y perdió el control de amplias áreas del norte y el oeste del país, y en ella participan otros países, como Emiratos Árabes Unidos y Sudán.

Riad anunció un alto el fuego unilateral a principios del mes sagrado de ramadán, que concluyó a finales de mayo, y los niveles de violencia disminuyeron en el país, pero ambos bandos no llegaron a un entendimiento para prolongar el cese de las hostilidades.

La alianza ha bombardeado en muchas ocasiones en los pasados años Saada y posiciones de los hutíes, incluso en Saná, y ha sido acusada por organizaciones humanitarias de atacar objetivos civiles, como hospitales y escuelas.

Sin embargo, ayer Naciones Unidas anunció que decidió sacar a la coalición saudí de una "lista negra" en la que había sido incluida en 2017 por matar y herir a niños con sus operaciones militares.

(c) Agencia EFE