CNDH acude a entrevistar a familias triquis desplazadas

·4  min de lectura

JUXTLAHUACA, Oax., noviembre 1 (EL UNIVERSAL).- A 10 meses de que decenas de familias triquis de Tierra Blanca Copala fueron desplazadas por un grupo armado, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) acudió por primera vez a recabar información y testimonios sobre violaciones a sus derechos humanos por este conflicto que estalló a finales de diciembre del 2020.

"Debieron hacerlo en el momento que se generó el desplazamiento. Y es hasta hoy que se presentaron a verificar los hechos denunciados por las familias", señalan las autoridades comunitarias de Tierra Blanca a EL UNIVERSAL.

Indican que el personal de la CNDH acudió luego de que el pasado 18 de octubre, las familias desplazadas en la Ciudad de México se manifestaran durante dos días a las afueras del organismo. Gracias a ello, Rosario Piedra Ibarra, presidenta de la CNDH, sostuvo una reunión con los desplazados, quienes exigieron que girara la orden de acudir a donde se encuentran las familias.

Según la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados y Desplazamiento Interno, y el Consejo Nacional de Población de la Secretaría de Gobernación (Segob), son 143 las familias desplazadas de esta comunidad perteneciente al municipio de Santiago Juxtlahuaca, en la Mixteca de Oaxaca.

Actualmente los desplazados se ubican en distintos puntos. Unos 30 están en el plantón de la Ciudad de México; otros, en el albergue de Yosoyuxi y el resto con familiares en comunidades vecinas e incluso fuera del municipio y el estado.

Representantes y autoridades de Tierra Blanca indican que la CNDH dejó de participar en mesas de diálogo realizadas en la ciudad de Oaxaca y en la capital del país desde marzo, cuando debía estar presente.

"En una reunión con Rosario Ibarra en marzo, se estableció una minuta donde ella se comprometió a que la CNDH acompañaría en todo el proceso de retorno y emitiría medidas cautelares; pese a esos acuerdos, es la primera vez que acuden con las familias", expusieron.

Esperan apoyo

Luego de que los oficios para acudir con los desplazados no fueron contestados por la CNDH, finalmente el 20 y 21 de octubre, la comisión acudió con familias refugiadas en la Ciudad de México, y el fin de semana pasado a Yosoyuzi, a seguir con su identificación.

Durante el proceso de desplazamiento, las familias denuncian que ocurrieron muchos delitos en contra de sus derechos humanos, los cuales no habían sido denunciados.

"Al no existir tales actas de denuncia, la CNDH decidió que se tenía que realizar ese levantamiento de testimonios de las personas que fueron afectadas", explican autoridades.

Después de que la comisión tenga estas actas de víctimas y dé parte a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), deberá emitir recomendaciones hacia las autoridades involucradas, pues hasta ahora no hay medidas cautelares a favor de las familias ni apoyo sicológico.

Lo anterior, pese a que la Segob anunció en marzo que brindaría apoyo a las familias, lo cual no ha ocurrido. "Enviaron en una única ocasión despensas para algunas personas, que duraron como cinco días. De ahí en fuera no se ha ofrecido otra ayuda", dicen las autoridades comunitarias.

Muchas de las familias ni siquiera cuentan con la documentación necesaria para realizar trámites. "Las personas que no lograron salvar algunos de sus documentos, se ha hecho desde otras instituciones; las propias familias las han costeado por su propia cuenta", señalaron las autoridades.

Ante la falta de garantías de las propias instituciones, los desplazados se han sustentado con apoyo de familiares en EU o con sus propios medios.

Luego de que la CNDH reconozca a las familias triquis como víctimas de desplazamiento forzado, debe informarlo a las autoridades a cargo de las negociaciones para volver a intentar por tercera vez el retorno, para lo cual aún no existe fecha definida.

Esto porque según las autoridades, aún no se tienen fechas para un tercer intento de regreso a Tierra Blanca: sin embargo, confían que como resultado del diálogo puedan definir una fecha, en las próximas reuniones. Esto luego de que en julio pasado un grupo encabezado por integrantes del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) impidió el retorno de las familias, pese a los acuerdos que se habían alcanzado.

"Las mesas para el retorno de las familias se encuentran caminando, por parte de la CNDH sean reconocidos como víctimas, se está iniciando, aunque debieron de haber comenzado desde el mes de abril", puntualizaron lo representantes de Tierra Blanca.

Agregaron que, las recomendaciones que vayan a surgir después de la visita del comisionado de la CNDH, donde se les reconozca como víctimas del desplazamiento forzado, debe de presentarse a las autoridades que están a cargo del retorno, para que continúen con las mesas y se logre el ansiado regreso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.