CNB busca prevenir fraudes en compra de artículos blindados por redes sociales

·3  min de lectura

Ante la amplia oferta que hay de vehículos y chalecos blindados en el mercado, principalmente que se venden por internet, el Consejo Nacional de la Industria de la Balística (CNB) ofrece algunas recomendaciones para no caer en fraudes o engaños.

Lo primero, de acuerdo con el organismo, es revisar que la empresa o el particular que vende el artículo blindado ofrezca la certificación o garantía por la compra de ese producto. Esto evita que se ponga en riesgo la protección y bienestar del comprador.

El CNB detectó que la venta de artículos blindados puede originarse en redes sociales, a través de páginas de Facebook, Mercado Libre, AliExpress, Wish o Go Trendier (que es una tienda en línea para ropa de segunda mano.

Luis Sánchez, delegado de la comisión de blindaje automotriz del CNB, explica que, si se tiene la intención de comprar un auto blindado de segunda mano, el usuario debe acudir a una empresa de blindaje automotriz para solicitarles, de alguna manera, certifiquen o evalúen que el blindaje del vehículo todavía tenga resistencia balística.

Señala que el periodo óptimo de vida del blindaje automotriz es de siete años, después pierde la resistencia, ya que se va reduciendo su capacidad de respuesta, los vidrios y los materiales balísticos como la aramida y el acero se van degradando con el tiempo.

En ello coincide René Fausto Rivera Arózqueta, presidente de la Comisión de Blindaje Arquitectónico del CNB, quien afirma que un usuario puede verificar que el vehículo blindado no traiga cristales o ventanas dañadas.

“En la parte operacional del vehículo, hay que ver que, en los cristales, que es la parte más cara del blindaje, no traigan burbujas o daños de laminación; ya que eso resta resistencia balística. En mi opinión, mientras un vehículo blindado no tenga deslaminación ni haya estado mucho tiempo expuesto a la resistencia balística será que no pierde la capacidad balística y entonces no afecta la parte operacional”, explica.

En entrevista, Rivera Arózqueta agrega que, en el caso de los chalecos y otras prendas blindadas, el gran problema es que actualmente no se sabe si un chaleco fue robado.
“No hay manera de saber quién fue el primer dueño”, mientras que para los vehículos sí se tienen registros o se puede constatar en el color de los cristales.

Por separado, John Valbuena, presidente de la comisión de ética y justicia del CNB, recomienda a no comprar chalecos usados porque son prendas extremadamente personales, que tienen fibras de aramida o fibras balísticas especiales, las cuales con el sudor y uso diario pueden generar bacterias que, a su vez, pueden dar origen a alguna enfermedad en la piel de las personas.
“Si se va a comprar un chaleco antibalas de segunda mano o ya se adquirió, hay que mandar el carrier a la tintorería, limpiar el panel balístico con un paño suave y alcohol para desinfectarlo; así como revisar la etiqueta para conocer el nivel de protección, el fabricante y lo mas importante, verificar que la garantía este vigente”, explica.

Cambios en la directiva del CNB

En marzo pasado, se informó que para el periodo 2022-2023, Ignacio Baca Torres presidirá la Comisión Ejecutiva del CNB, en relevo de René Fausto Rivera.

Los objetivos de la nueva directiva se basan en la seguridad, salvaguardar la vida de los usuarios y contrarrestar a la delincuencia. Para lograr dichas metas, Ignacio Baca exhorta a los blindadores a que se sumen a este organismo para trabajar por un bien común.

Tras reconocer la labor que hizo René Fausto Rivera durante su administración, Baca Torres señaló que seguirá trabajando en exhortar a todas las empresas dedicadas al blindaje a cumplir con toda la normativa y a que se sumen al consejo con el fin de contribuir a la seguridad de los usuarios.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.