La clonación de un caballo allana el camino para los deportes ecuestres en China

Un laboratorio chino presentó este jueves en Pekín un caballo clonado, el primero de su tipo en el país asiático, en un proyecto de reproducción para deportes ecuestres.

Varios países ya practican desde inicios de los años 2000 la clonación de pura sangre o de caballos de raza, con fines de mejoras genéticas.

La potranca Zhuang Zhuang, nacida en junio de una yegua portadora, en un clon de un caballo importado de Alemania y su gestación fue conducida por el laboratorio Sinogene, de la capital china.

De color negro, es el primer caballo "de sangre caliente" nacido en China y en haber sido oficialmente homologado por la Asociación china de la Industria Ecuestre.

El término de "sangre caliente" se aplica generalmente a razas de caballo de temperamento vivo y rápido.

Los deportes ecuestres, especialmente el de salto de obstáculos, se están desarrollando en China. Pero la escasez de caballos de buen rendimiento y el retraso en la tecnología para mejorar las razas limitan el avance de esta actividad.

"He hablado con jinetes (chinos) que participan en los Juegos Olímpicos. Todos tienen más de un caballo, en general dos o tres. Cada caballo cuesta de varios millones a 10 millones de yuanes", es decir hasta más de un millón de dólares aproximadamente, declaró a AFP Mi Jidong, director de Sinogene.

"La clonación puede ayudar a reducir el precio de la reproducción y la cría de caballos", añadió.

Crear caballos competitivos en China mediante la clonación hará que el gigante asiático dependa menos de las costosas importaciones de équidos y pueda desarrollar más el sector de los deportes ecuestres.

El primer caballo clonado en el mundo nació en Italia en 2003.

ehl/ka/lpt/es/mb