Clinton critica a Londres por bloquear reporte sobre Rusia

DANICA KIRKA
La exsecretaria de Estado de Estados Unidos Hillary Clinton, a la izquierda, habla con la clasicista Mary Beard en el Southbank Centre de Londres, durante el lanzamiento de un libro escrito por Chelsea y Hillary Clinton, en Londres, el domingo 10 de noviembre de 2019. (Aaron Chown/PA via AP)

LONDRES (AP) — La exsecretaria de estado de Estados Unidos Hillary Clinton dijo estar “perpleja” porque el gobierno británico no haya publicado un reporte sobre la influencia rusa en la política británica, mientras el país se prepara para unas elecciones generales.

El público tiene que saber lo que dice el informe del Comité de Seguridad e Inteligencia del Parlamento antes de los comicios del 12 de diciembre, dijo Clinton a la BBC.

El gobierno ha dicho que necesita más tiempo para estudiar el documento antes de publicarlo, pero las voces críticas afirman que se está demorando su difusión hasta la formación del próximo Parlamento porque deja en evidencia al Partido Conservador del primer ministro, Boris Johnson.

Johnson intenta obtener una mayoría parlamentaria y aprobar su plan de Brexit para sacar al país de la Unión Europea.

“Estoy perpleja porque este gobierno no publique el reporte (...) porque cualquier persona que vote en este país merece ver ese informe antes de que se celebren sus elecciones”, afirmó la excandidata a la presidencia de Estados Unidos.

La pesquisa del exinvestigador especial Robert Mueller sobre la influencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos determinó que se habían producido interferencias “de forma generalizada y sistémica”. El presidente, Donald Trump, ha rechazado las conclusiones de Mueller, pero la investigación ha situado a Rusia en el centro de un debate sobre la libertad y la integridad de las elecciones en todo el mundo.

Clinton también habló con el periódico Guardian en un acto promocional de “The Book of Gutsy Women”, un libro coescrito con su hija.

“Como gran admiradora de Gran Bretaña, estoy preocupada porque no le veo sentido a lo que está ocurriendo”, dijo Clinton al Guardian. “Tenemos a un presidente que admira a los dictadores y acepta su ayuda y hace toda clase de locuras. De modo que necesitamos que en adelante, necesitamos que ustedes sean el miembro cuerdo de esta alianza”.

Bill Browder, un exgerente de inversiones en Rusia, dijo a la BBC que había dado pruebas al comité sobre rusos adinerados que habían maniobrado para influir en la política británica. El Sunday Times publicó que nueve empresarios rusos y otros donantes adinerados del Partido Conservador aparecían mencionados en el reporte sobre actividad ilícita rusa en Gran Bretaña.

El informe fue enviado al primer ministro el 17 de octubre y necesita autorización del gobierno antes de hacerse público. La oficina de Johnson dijo que el texto aún no había pasado el proceso de evaluación necesario para publicarlo.

Legisladores de varios partidos, incluidos los conservadores de Johnson, instaron al gobierno a publicar el reporte durante un debate en la Cámara de los Comunes. Pero el ministro de Exteriores, Christopher Pincher, afirmó que “no es inusual” que la revisión de esa clase de reportes “lleve cierto tiempo”.

Hay una creciente preocupación sobre la seguridad de unas elecciones disputadas en un mundo cada vez más digital. Las leyes electorales británicas están muy desactualizadas, escritas más para una época en la que se dejaban panfletos en el buzón que para los anuncios políticos en Facebook y otros medios sociales.

Tras una investigación de 18 meses sobre privacidad en internet y el uso de medios sociales para desinformar, un influyente comité parlamentario instó en febrero al gobierno británico a aprobar nuevas leyes sobre las técnicas de campaña política en internet, insistiendo en que la misma democracia se veía amenazada.

Aunque el gobierno se mostró de acuerdo con muchas de las recomendaciones del Comité de Deportes, Medios, Cultura y Entorno Digital, ha hecho poco más que presentar su propio reporte para consulta pública con vistas a una iniciativa legislativa.