Clima seco en Argentina mantendría presión sobre rendimientos soja y maíz

Hugh Bronstein
·3  min de lectura
Foto de archivo: imagen de plantación de maíz en un campo en Chivilcoy, en la provincia de Buenos Aires

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 5 ene (Reuters) - Argentina, uno de los mayores productores de alimentos del mundo, se encuentra afectado por una escasez de lluvias y con pronósticos que prevén menor humedad de la necesaria para recuperar los ya afectados cultivos de soja y maíz, dijeron expertos en clima el martes.

Según las estimaciones privadas la escasez de lluvias rondarían entre los 30 y los 150 milímetros, lo que mantiene la preocupación por las pérdidas en los rendimientos de los granos.

Meses de clima cálido y seco han puesto en riesgo a los dos principales cultivos comerciales del la nación sudamericana.

Argentina es el tercer exportador mundial de maíz y el principal proveedor global de harina de soja.

Según estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) la cosecha de maíz 2020/21 en Argentina sería de 48 millones de toneladas, mientras que para Federico Di Yenno, analista de la BCR, el clima seco podría afectar ese objetivo.

"Con estas condiciones climáticas (...) es difícil seguir pensando en rindes normales que arrojaban una posible producción maicera de 48 millones de toneladas", afirmó Di Yenno.

Por otra parte, la BCR estima una cosecha de soja de 50 millones de toneladas para 2021, la que también podría verse afectada por la falta de humedad. La cosecha de soja en Argentina comienza en marzo, mientras que la recolección de la cosecha de maíz inicia en abril.

Para Di Yenno en los últimos 15 días, las temperaturas superiores a lo normal y las lluvias insuficientes empeoraron el perfil de humedad del suelo en muchas partes del principal cinturón agrícola de Argentina.

"En estos próximos 15 días comienza el período crítico del maíz, por lo que se necesita acumulados de 120 a 140 milímetros para un desarrollo óptimo", afirmó Di Yenno.

"En este sentido, el pronóstico de tiempo no es alentador ya que el de acumulado de lluvias para los próximos 15 días no supera los 60 milímetros en la región que más agua necesita", añadió.

En los próximos días, las lluvias regionales afectarán algunos cultivos de la provincia de Buenos Aires, y esas lluvias se extenderán a otras áreas según el pronóstico de 10 días, dijo Isaac Hankes, analista meteorológico de Refinitiv, con sede en Estados Unidos.

"Sin embargo, algunas regiones centrales (como La Pampa, Córdoba y Santa Fe) permanecerán más secas de lo normal. Más allá de los 10 días, hay indicios de un potencial de lluvia al menos moderado", dijo Hankes.

"Si bien algunos impactos negativos de la sequía persistirán a nivel regional, no parece un escenario de sequía generalizada en Argentina en enero", agregó Hankes.

El analista agrícola local Pablo Adreani, de la consultora AgriPAC con sede en Buenos Aires, fue menos optimista.

"La situación en Argentina es muy dramática. Hay pronósticos de falta de lluvias y clima seco durante enero", dijo.

"Si no llueve en buena cantidad y con buena cobertura, la situación de Argentina va a ser cada vez más crítica y cada semana que pase sin lluvias, deberemos descontar producción de soja y de maíz", agregó Adreani.

(Reporte de Hugh Bronstein, Traducido por Hernán Nessi y Jorge Otaola,; Editado por Eliana Raszewski)