Clima retrasa el regreso de los astronautas privados de Axiom Space y desplaza el lanzamiento del Crew-4

·5  min de lectura

El primer capítulo de una nueva era de vuelos espaciales comerciales concluirá un poco más tarde de lo planeado, ya que los cuatro hombres que vuelan en la misión de Axiom Space a la Estación Espacial Internacional (ISS, siglas en inglés) buscan regresar a la Tierra y aterrizarán en la costa de Florida este fin de semana.

SpaceX proporcionó el viaje como la tripulación AX-1 totalmente civil que incluye tres personas que pagaron $55 millones cada uno y un exastronauta de la NASA, ahora empleado de Axiom. El viaje despegó desde el Centro Espacial Kennedy en el Crew Dragon Endeavour el 8 de abril. Ahora SpaceX está listo para llevarlos a casa, pero casi una semana más tarde de lo planeado con el objetivo de partir de la ISS a las 8:35 p.m. EDT el sábado para un aterrizaje a la 1:46 p.m. el domingo.

El retraso retrasará el lanzamiento oficial del próximo vuelo Crew-4 desde KSC, que se había planeado para el sábado por la mañana, hasta el martes, pero la NASA aún no ha anunciado su nueva fecha de lanzamiento.

“Queremos proporcionar un espacio de dos días después del regreso para revisar los datos y prepararnos para el lanzamiento y la etapa de recuperación de los activos”, dijo Kathy Lueders, Administradora Asociada de Operaciones Espaciales de la NASA. “Tomaremos decisiones sobre una nueva fecha de lanzamiento de Crew-4 en función de la ejecución segura de nuestros planes”.

La misión AX-1 originalmente tenía como objetivo solo un viaje de 10 días con ocho días a bordo de la ISS, lo que los habría llevado a partir el domingo pasado y llegar a casa el lunes. Pero la tripulación ha tenido días adicionales mientras la NASA y SpaceX esperan mejores condiciones en las posibles zonas de aterrizaje, ya sea en el Atlántico o en el Golfo de México.

El vuelo ha sido el quinto al espacio para el Comandante Michael López-Alegría, quien sirvió en tres misiones del transbordador espacial además de haber volado en una Soyuz durante un período de 215 días en la ISS hace 15 años. Ha estado guiando a tres novatos — Larry Connor, Mark Pathy y Eytan Stibbe — cada uno de los cuales pagó a Axiom Space $55 millones por el viaje. Una vez que los cuatro regresen, serán transportados en helicóptero de regreso al Centro Espacial Kennedy.

“Esto realmente comienza una nueva era de vuelos espaciales tripulados, donde personas que no son solo astronautas del gobierno que obviamente están capacitados y preparados muy profesionalmente, pueden obtener un poco menos de entrenamiento pero aún así pueden funcionar en este entorno único y, a veces, desafiante“, dijo López-Alegría durante una ceremonia de despedida el martes por la mañana.

El astronauta de la NASA y comandante de la ISS, Thomas Marshburn, dirigió la ceremonia con los 11 residentes de la estación presentes — cuatro de AX-1, cuatro de Crew-3 y tres cosmonautas rusos.

“Nos sentimos muy honrados de ser parte de esta misión en la que nuestros compañeros de tripulación del Axiom 1 trajeron un enorme conjunto de experimentos científicos y su propia capacidad y su camaradería”, dijo Marshburn. “El rendimiento de la ciencia en los últimos 10 días ha sido asombroso”.

El cuarteto AX-1 participó en 25 experimentos que ocuparon más de 100 horas de tiempo de investigación y también participó en 15 eventos de divulgación educativa. Cada uno de los cuatro agradeció a sus anfitriones de la ISS por la ayuda en lo que se describió como un calendario agresivo.

“Solo quiero hacerme eco de lo que todos dijeron sobre lo amable y paciente que Crew-3 ha sido con nosotros”, dijo López-Alegría. “Han compartido su tiempo, su sabiduría, su comida, sus historias. Y, sinceramente, especialmente los primeros días, no los habríamos superado sin que nos hubieran rescatado en más de una ocasión. Pero ha sido una mano muy firme y gentil guiándonos durante estos 10 días”.

Los experimentos se concibieron a través de sus relaciones con varias organizaciones de ciencia y tecnología que les interesaron, así como asignaciones de la NASA, el Laboratorio Nacional de EE. UU. de la ISS y algunas pruebas de hardware tecnológico para los planes futuros de Axiom Space.

“Este es un momento histórico tan grande para nosotros simplemente porque el equipo de Axiom 1 está abriendo la puerta”, dijo Marshburn. “Esperamos que las futuras misiones privadas de astronautas continúen abriendo la puerta a más vuelos espaciales, llevando a más personas al espacio, haciendo más ciencia en la estación espacial y sintiendo que así serán las cosas en las próximas décadas”.

Es la primera vez que astronautas privados se lanzan desde los EE. UU. en una nave espacial privada, pero no la última. Axiom Space tiene tres misiones más con clientes pagos para viajes desde SpaceX y están esperando la aprobación de la NASA y los horarios de la estación con mucho tráfico.

La salida de la nave espacial de la ISS deja espacio para la llegada de los astronautas de la Tripulación 4, programados para volar hasta la estación en la Crew Dragon Freedom, en su primer vuelo espacial. Los tres astronautas de la NASA y uno de la Agencia Espacial Europea llegaron a KSC el lunes, y SpaceX realizó un lanzamiento estático del Falcon 9 en la plataforma el miércoles.

Relevarán a los astronautas de la Crew-3 que volarán la Crew Dragon Endurance de regreso a la Tierra solo cinco días después de entregar las llaves de la ISS a la Crew-4.

Sin embargo, para Axiom, los viajeros espaciales privados son solo el comienzo de un plan más grande para construir su propia estación espacial, primero enviando módulos para conectarlos a la ISS, el primero de los cuales está programado para llegar en 2024.

A medida que lleguen más módulos, Axiom tendrá la capacidad de mantener a su propio personal en la estación a tiempo completo y sus módulos también permitirán que se acoplen más naves espaciales. En este momento, los humanos en el lado de la estación de la NASA solo tienen los dos puertos de acoplamiento.

“Creo que es una especie de primer paso hacia una democratización real de esta experiencia”, dijo López-Alegría. “Tomará un tiempo, porque los precios obviamente son bastante altos ahora, pero creemos que en el futuro, esto será algo que podamos compartir con más y más parte de la humanidad y haremos que la humanidad sea mucho mejor”.

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por el periodista Richard Tribou. La traducción fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. Puedes contactarla en galvarado@orlandosentinel.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.