En un clima enrarecido, Jaldo dice que está dispuesto a reemplazar a Manzur como gobernador

·5  min de lectura
Osvaldo Jaldo y Juan Manzur, ayer en Tucumán
Osvaldo Jaldo y Juan Manzur, ayer en Tucumán

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- La designación del gobernador Juan Manzur como nuevo jefe de Gabinete de la Nación, en reemplazo de Santiago Cafiero, deja a Tucumán a las puertas de una crisis institucional, puesto que el mandatario provincial no quiere que lo suceda en el cargo el vicegobernador Osvaldo Jaldo, con quien está enfrentado políticamente.

Una de las condiciones que Manzur había impuesto para sumarse al nuevo gabinete del presidente Alberto Fernández era que Jaldo, a quien acaba de vencer en las PASO de la provincia norteña, se le ofrezca un puesto nacional para sacarlo de la línea de sucesión.

“Hay que frenar a La Cámpora”, el grito que alineó a un sector del PJ

Si bien en un principio Jaldo había dado señales de que aceptaría la propuesta (se le ofreció presidir directorio del Banco Nación), todo cambió cuando se oficializó la designación de Manzur como flamante jefe de Gabinete de Ministros. Jaldo finalmente rechazó el ofrecimiento, pese a los insistentes llamados que recibió en su celular desde Buenos Aires, incluido uno del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. El vicegobernador también rechazó un ofrecimiento para ser secretario de Provincias del Ministerio del Interior de la Nación.

Alberto Fernández y Juan Manzur
Prensa Gobernación


Alberto Fernández y Juan Manzur (Prensa Gobernación/)

Anoche, a través de Twitter, el vicegobernador tucumano “felicitó” a su principal adversario interno por su nuevo cargo, en un mensaje con más carga de ironía que de sentimiento. “Felicitamos y valoramos la actitud del gobernador @JuanManzurOK en estos momentos difíciles de asumir como jefe de Gabinete en el gobierno de nuestro presidente @alferdes y nuestra vicepresidenta @CFKArgentina, poniéndonos a disposición en lo que haga falta” , escribió Jaldo en su mensaje.

La decisión de Jaldo

En declaraciones al diario tucumano La Gaceta cuando ya sonaba como inminente la designación de Manzur en el gabinete nacional, Jaldo había adelantado que está dispuesto a asumir al frente del Poder Ejecutivo provincial, tal como manda el artículo 91 de la Constitución Provincial “en caso de muerte, renuncia, enfermedad, ausencia u otro impedimento del Gobernador”.

“El hecho de que el presidente y la vicepresidenta se hayan fijado en un gobernador como Manzur para confiarle el máximo cargo en el gabinete, habla bien de lo que se viene haciendo en la provincia. Nos hemos salvado de la ola amarilla gracias a la interna. Ahora tenemos que tener la habilidad y un gesto de grandeza para unir al peronismo. Si a mí me toca hacerme cargo del Poder Ejecutivo, lo asumiré. No tengo inconvenientes ni impedimentos, mucho menos temor. Me haré cargo transitoriamente hasta que el gobernador decida su vuelta. Cumpliré mi rol institucional, el de vicegobernador, y soy plenamente consciente que ese ejercicio es transitorio” , argumentó Jaldo durante la entrevista.

Esta tarde, Jaldo confirmó a la prensa que el lunes asumirá la Gobernación en reemplazo de Manzur mientras dure su licencia para estar al frente de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación. “Voy a hacer respetar la Constitución. El trámite que viene es convocar el lunes a la Legislatura para otorgarle la licencia al gobernador”, dijo Jaldo, quien aclaró que asumirá el rol de titular del Poder Ejecutivo esa misma jornada.

Con Jaldo como gobernador interino, al frente de la Legislatura provincial quedaría su presidente subrogante, Regino Amado, quien también responde al vicegobernador. Desde el entorno del gobernador Manzur buscarán realizar las gestiones necesarias para modificar la mesa de conducción del parlamento local para que quien quede al frente del Poder Legislativo en Tucumán sea el legislador Gerónimo Vargas Aignasse o su par Sergio Mansilla, ambos de extrema confianza del exministro de Salud de Cristina Kirchner.

Manzur tiene previsto regresar a Tucumán esta noche , tras acompañar al presidente Fernández en su paso por La Rioja para encabezar una reunión con otros gobernadores, a los fines de definir una estrategia junto a sus más estrechos colaboradores.

Recrudece la interna

La decisión de Jaldo no cayó bien entre los colaboradores de Manzur, quienes le reclamaron al vicegobernador que respete el resultado de las urnas del último domingo, cuando su lista perdió con la del gobernador por una diferencia superior a los 100.000 votos (la boleta de Manzur obtuvo 289.863 sufragios contra los 182.982 que sacó Jaldo).

“ Entiendo la institucionalidad, pero más entiendo a la legitimidad popular . Lealtad Peronista venció por 100.000 votos a Peronismo Verdadero con Osvaldo Jaldo a la cabeza. Juan Manzur por derecho propio y entidad política debe elegir a su sucesor temporal”, sentenció Vargas Aignasse, cercano al flamante jefe de Gabinete de la Nación.

Por su parte, el intendente de la ciudad de Tafí Viejo, Javier Noguera, también del manzurismo, apuntó contra Jaldo y su idea de asumir la gobernación el lunes. “Expresamos nuestro firme rechazo a posibilidad de que Osvaldo Jaldo asuma la gobernación de manera interina. Jaldo fue derrotado de manera contundente en elecciones internas que ni siquiera reconoció. No tiene autoridad política para conducir al peronismo, menos a la provincia” , expresó el jefe municipal en sus redes sociales.

La respuesta a esas críticas por parte del sector que responde a Jaldo no se hizo esperar. El intendente de Banda del Río Salí, Darío Monteros, les reclamó “apoyar políticamente lo que nos dice la Constitución con referencia quién debe regir los destinos de la Provincia”. Además, agregó: “Una vez más debemos los peronistas dejar de lado los intereses personales, para estar unidos, siempre respetando la institucionalidad”.

En medio de este enrarecido clima político, preocupa al peronismo local cómo se encarará la campaña con vistas a las legislativas nacionales del próximo 14 de noviembre, cuando el Frente de Todos en Tucumán tratará de revalidar la victoria por más de 13 puntos que obtuvo en las PASO ante Juntos por el Cambio. Con Manzur en Buenos Aires, debería tomar un mayor protagonismo en la campaña el primer candidato a senador de la lista, Pablo Yedlin.

Jaldo renunció a la candidatura a diputado nacional por la que había competido en las primarias, demostrando que, pese a haber logrado más de 190.000 votos como para ganarse un lugar en la lista final del Frente de Todos, no estaba dispuesto a compartir un mismo espacio con Manzur, quien figura como precandidato a senador suplente.

En tanto, el vicegobernador Jaldo también tiene incertidumbre sobre cómo hará para sentarse en el sillón del gobernador r odeado por ministros con los que hasta ayer tuvo fuertes cruces en el fragor de la campaña electoral.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.