Clientelismo en Tucumán: la oposición denuncia que hubo acarreo de gente y que se pagó hasta $3000 el voto

·3  min de lectura
Uno de los autos denunciados de llevar votantes hasta las escuelas
Uno de los autos denunciados de llevar votantes hasta las escuelas

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.— Acarreo de votantes, presencia de punteros con planillas en inmediaciones de las escuelas y entrega de dinero y de mercadería con fines clientelares. Esas son algunas de las presuntas irregularidades que se habrían producido durante la jornada electoral en Tucumán, lo que motivó una presentación judicial por parte de referentes locales del PRO.

Los dirigentes Fernando Vera del Barco y Nicolás Mirande denunciaron ante la Fiscalía Regional de la provincia una presunta “malversación de fondos públicos” por parte del peronismo, al que vincularon con esas maniobras. También realizaron una presentación ante la Justicia Federal en la que advirtieron que se apelaron a esas prácticas clientelares “para obligar e inducir con engaños a los votantes”.

En el escrito, Vera del Barco y Mirande identificaron a más de una decena de vehículos y sus respectivos titulares como involucrados en la supuesta maniobra clientelar, en las ciudades de San Miguel de Tucumán y de Yerba Buena. Desde temprano, en las redes sociales se difundieron imágenes y videos que dan cuenta de la movilización con vehículos —incluidas motos— identificados con las iniciales de dirigentes y punteros, en su mayoría del peronismo, en inmediaciones de los establecimientos escolares.

Miembros de las fuerzas armadas y de seguridad denuncian que no están en los padrones y que recibieron órdenes de no votar

Según los denunciantes, “esta práctica se realizaba con la finalidad de inducir a los votantes de distintos departamentos provinciales a sufragar en favor de los candidatos denunciados”, vinculados al Frente de Todos.

En la denuncia, se advierte que “todas las maniobras fueron efectuadas de modo continuo, sistemático y organizado a lo largo de todo el día con el objetivo fraudulento de torcer la voluntad de los sufragantes”.

El escrito detalla que “se dispusieron automóviles con un signo que los destacaba (calcomanías, números, pintadas, banderas y logos, entre otros), de manera que los votantes acarreados pudieran identificarlos y contactar con ellos”.

Y agregaron que “estos distintivos, en algunos casos, presentaban el nombre o la fotografía del candidato, mientras que en otros poseía solo una característica que lo destaca”.

Distintas tarifas

De acuerdo a la demanda, se habrían utilizado vehículos para buscar a los votantes desde su vivienda o desde un punto cercano para luego trasladarlos hasta la escuela donde debían sufragar. “Allí los esperan hasta que emiten el voto, para luego retornarlos hasta el punto de inicial. A los conductores de los vehículos les abonan el monto de $10.000 si trabajaban durante toda la jornada comicial”, señalaron los denunciantes.

Además, advirtieron que se contrató a movilizadores barriales o punteros “para nuclear y organizar a los votantes de un barrio determinado para que sean buscados por los vehículos y conducidos al centro de votación en grupos”. Según la denuncia, los punteros “recibieron entre $ 2500 y $ 5000 en efectivo por esa función”.

El show del remise: el aparato peronista funcionó a toda máquina en el conurbano para llevar gente a votar

En su denuncia, los referentes del PRO afirmaron que los electores que fueron acarreados también recibieron dinero por votar a favor de los candidatos denunciados. “Los montos pagados oscilan entre $1000 y $3000, conforme al sufragio se emita hasta las 10 de la mañana o en un horario posterior”, indicaron.

“Tal como surge de los testimonios recolectados —agregaron—, el dinero es abonado en efectivo, ya sea en la sede de algún organismo intermedio, o directamente por el referente político de la zona organizada para esta práctica clientelar”.

No solamente el PRO —que en Tucumán integra la coalición Juntos por el Cambio— denunció que desde el oficialismo incurrieron en maniobras clientelares. La candidata a diputada nacional del Frente de Izquierda, Clarisa “Lita” Alberstein, apuntó contra el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el gobernador interino de la provincia, Osvaldo Jaldo, como impulsores de esas prácticas. “Otra vez Juan Manzur y Osvaldo Jaldo, juntos o separados, hacen lo mismo: acarreo de votantes y compra de votos. Manipulan la voluntad popular”, sentenció la dirigente de izquierda.

Tucumán renueva hoy tres bancas a senadores nacionales y cuatro de diputados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.