Las claves para hacer de los límites un motor de la creatividad

·4  min de lectura
Innovación; comunidad de negocios; eventos LA NACION
Fabián Malavolta

Los “límites” que impuso la pandemia en aspectos diversos de la vida cotidiana llevó a tener que resignificar el sentido de la palabra para poder imaginar el mundo postpandemia. En tiempos donde las urgencias se superponen, las ideas disruptivas cobran un valor agregado a la hora de encontrar soluciones a los nuevos problemas que logren superar la crisis global que desató el coronavirus.

Con esa premisa, el experto publicitario Nicolás Pimentel participó del Capítulo 7 del evento de Innovación de LA NACION, moderado por el secretario general de Redacción, José Del Rio, y propuso las claves para encontrar la inspiración en momentos donde todo parece restricciones.

Petróleo y gas: la empresa de Eurnekian adquiere los activos de la china Sinopec, que se va del país

“En 1815 erupcionó en Indonesia el volcán Tambora. Fue la erupción más grande de la historia que generó un cambio climático importante en ese momento y produjo la muerte de un montón de animales en el hemisferio Norte. Para 1816 cayeron todas las cosechas. Se lo conoció como el año sin verano, porque la hambruna llevó a la gente a comerse la avena de los caballos y después a los propios caballos”, introdujo Pimentel, fundador y director de Becoming.

Innovación; comunidad de negocios; eventos LA NACION
Fabián Malavolta


Para Pimentel, la empresa Apple a partir de su conocimiento digital revolucionó la industria de la música (Fabián Malavolta/)

El experto en marketing explicó que la falta de equinos como medio de transporte en el siglo XIX llevó al inventor alemán Karl Drais a idear y diseñar el velocípedo, un medio de tracción de la época que se convirtió en el antecesor de la bicicleta moderna.

Siempre que hay una limitación se abren las puertas a la creatividad”, dijo Pimentel, y contó el caso de Mark Zuckerberg, el fundador de la red social Facebook, que revolucionó las interacciones digitales y conecta a millones de personas en el mundo . Según su mirada, el emprendedor de Silicon Valley creó la aplicación mientras buscaba una solución a su propia timidez.

Facebook es la empresa que más revolucionó este siglo y se convirtió en la que más rápido llegó al billón de dólares de cotización en la bolsa norteamericana. No fue un volcán, no fue la hambruna lo que lo motivó. Zuckerberg la creó para acercarse al sexo opuesto y resolver su timidez”, contó.

Pimentel trabajó con Aeropuertos Argentina 2000, Mondelez, Disney y otras empresas asesorando a sus trabajadores con estrategias para fomentar la creatividad. “Trabajo con muchos grupos de empleados muy diversos que suelen ser personas que no vienen del mundo de la creatividad. La dinámica que más funciona es la de establecer limitaciones. Innovar no siempre implica tecnología. Hay que ver cómo resolver distintos problemas y lo que genera la limitación es que acorta la amplitud de respuesta y obliga a profundizar más allá de las respuestas obvias”, dijo Pimentel, quien sostuvo que las restricciones funcionan como un estímulo previo que transporta a la creatividad a otro nivel.

Luego agregó: “Como humanidad estamos viviendo una gran limitación y empieza a emerger la creatividad a través de esa limitación. Somos los niños que se corrieron de la forma tradicional de aprender y lo hacemos a nuestra forma, viviendo un momento de meta-cognición que ensancha el mundo de mensajes y contenido”, dijo, y describió la situación como un “efecto Trinity” en tiempo real, en referencia a la película Matrix, donde los personajes aprenden conocimientos complejos en tan solo segundos.

La mirada de Pimentel es que la curiosidad se está volviendo un factor que crece de manera exponencial y que dentro de las industrias los actores que ingresan desde afuera son los que llevan la categoría de los negocios a otro nivel. Citó el caso de la empresa Apple que con su conocimiento digital realizó cambios disruptivos en la comercialización y consumo de la música.

“Hay mucha gente sin trabajo que, en la búsqueda de reinventarse, va a llevar su conocimiento de origen a nuevas industrias. Probablemente nos encontremos en el corto plazo con mayores innovaciones. Vamos a encontrar ideas creciendo como hongos. Le aconsejo a los lideres de las empresas que tiendan puentes con sus colaboradores porque se van a gestar ideas que nunca se imaginaron. Si son inversores, sigan invirtiendo porque hay ideas cultivándose. A los que están reinventándose les digo que confíen y apuestan a su idea porque seguro que es disruptiva”, aconsejó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.