Cinco claves para entender la nueva normativa energética de México

México, 18 may (EFE).- El Gobierno de México publicó un nuevo acuerdo energético que limita la generación de energía renovable y cambia ciertos criterios para, según el sector privado, atentar contra la competencia favoreciendo a la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El nuevo plan, publicado el viernes bajo la tutela de la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle, fue defendido este lunes por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, como una forma de "poner orden" y detener el "saqueo" en el sector.

Estas son cinco claves para entender la nueva normativa.

1. LIMITACIÓN A LA ENERGÍA RENOVABLE

El acuerdo publicado el pasado viernes en el Diario Oficial de la Federación (DOF) contempla una limitación sin fecha a las energías renovables, ya que por su intermitencia "exponen a daños financieros al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), así como a los usuarios finales".

Esto se suma al acuerdo publicado a finales de abril por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), que ya había dispuesto la suspensión "las pruebas preoperativas de las Centrales Eléctricas intermitentes eólicas y fotovoltaicas en operación comercial".

Además, el Cenace acordó no autorizar pruebas en las centrales que no han iniciado aún operaciones comerciales.

2. CAMBIO EN LOS CRITERIOS DE DESPACHO

La política elaborada por la Sener establece la "confiabilidad" como nuevo criterio de prioridad en el despacho energético, un término interpretativo que daría más control al Cenace y no siempre estaría basado en el menor costo de generación.

"La seguridad de despacho tiene prelación sobre la eficiencia económica", señaló el DOF.

Este cambio, según denuncian empresas privadas implicadas en el sector, puede dar paso a una elección arbitraria por parte del regulador en beneficio de la estatal CFE.

3. EMPRESAS ESTATALES FAVORECIDAS

López Obrador defendió este lunes la necesidad de este nuevo acuerdo energético para "poner orden" en un sector del que "se habían apoderado" con la intención de "destruir" las estatales Pemex (Petróleos Mexicanos) y Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Algunos expertos señalan que la nueva legalidad premia la generación de energías contaminantes en las que están involucradas tanto la CFE como Pemex (la petrolera más endeudada del mundo).

Este intento del presidente por recuperar la rentabilidad de las empresas públicas contrasta con la gestión energética de su predecesor, Enrique Peña Nieto (2012-2018), impulsor de una apertura del mercado que este nuevo acuerdo parece querer frenar.

4. INCERTIDUMBRE PARA LA INVERSIÓN

Este escenario dispuesto desde el viernes aumenta la incertidumbre existente en el sector energético, que ya había sufrido varios cambios legales en los últimos meses, además de amenazar la inversión futura y la inversión ya realizada.

Según el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la principal cúpula del sector privado en México, hay más de 30.000 millones de dólares ya invertidos en el sector energético en el país.

El CCE, en un comunicado, anunció que llevaría a cabo las medidas legales pertinentes frente a un cambio de reglas "ilegítimo" ante el que está dispuesto a llegar a instancias internacionales.

Ya son varias las empresas que, a título individual, han presentado también sus propios amparos legales, como es el caso de Enel, Acciona, Fotowatio, Neoen, X-ELIO y Peñoles, según informan fuentes del sector.

5. PERPLEJIDAD INTERNACIONAL

Este acuerdo energético ha desatado perplejidad y preocupación en las empresas internacionales con presencia en México y en sus países de origen.

Tras publicarse el acuerdo, Canadá y la Unión Europea enviaron cartas a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, expresando sus reservas.

En la misiva, el embajador de Canadá, Graeme Clark, señaló que en los últimos meses empresas canadienses con inversión y proyectos en el país "han enfrentado diversos desafíos manifestando su preocupación por la política de cancelación de subastas de energía limpia".

En tanto, la delegación de la Unión Europea comentó en su texto que el acuerdo había elevado "las inquietudes de varias empresas europeas involucradas en el desarrollo y fomento de las energías limpias en México frente a algunas decisiones gubernamentales que están afectando al sector".

(c) Agencia EFE