Las claves que convirtieron a Tina Turner en estrella mundial: pelucas hechas por ella, brillos y fuerza en el escenario

·3  min de lectura

La carrera de Tina Turner ha estado marcada desde el inicio por su éxito internacional y siempre será reconocida por ser la indiscutible reina del rock and roll. La cantante, que ha fallecido a los 83 años tras una larga enfermedad y será despedida en un funeral privado al que únicamente asistirán los más cercanos, deja un inmenso legado en forma de música. Era una artista hecha a sí misma, un icono intergeneracional del que destaca no solo su inmenso talento, sino también su inconfundible estilo. Su look rompedor, sumado a la actitud sobre el escenario y los desafíos que afrontó, la convirtieron en una estrella mundial que analizamos a continuación.  

Tina Turner
Tina Turner

-De sus dos matrimonios a la tragedia que marcó su vida: el lado más íntimo de Tina Turner

-Oprah Winfrey, desolada, reacciona así al enterarse del fallecimiento de su amiga Tina Turner

Una mezcla de sonidos en constante reinvención

Anna Mae Bullock, como se llamaba realmente, revolucionó la industria musical en los 60. Su primera incursión no fue en solitario sino de la mano de la banda de Ike Turner, con el que más tarde pasó por el altar. Ya en esos inicios quedó patente que su nombre quedaría para siempre vinculado con el mundo del arte. No en vano, su impresionante voz era una mezcla hasta entonces desconocida de soul, gospel y rock. Además, según avanzaba su carrera se fue reinventando y adaptándose a las novedades que se abrían paso y a lo que pedía el público, adentrándose de esta manera en otros sonidos como el pop.

Tina Turner
Tina Turner

Arrolladora sobre el escenario

La vida no fue nada fácil para la artista. Tuvo una infancia complicada y su matrimonio con el hombre que cosechó sus primeros éxitos profesionales estuvo marcado por los abusos. Pero cuando se subía al escenario se transformaba y su sola presencia llenaba cada rincón, no tenía obstáculos. En esos momentos solo existía la estrella, la diva que brillaba con luz propia y se movía con una actitud arrolladora. Era una mujer empoderada bajo los focos. Tina cantaba con fuerza a la vez que su voz escondía ciertas notas de melancolía que la hacían ser inimitable. Sus pasos firmes sirvieron de guía para las nuevas generaciones, y especialmente para las artistas negras.

Tina Turner
Tina Turner

Sus minivestidos brillantes y su colección de pelucas elaboradas por ella misma

Su característico look también impactaba y era un gran reclamo en las actuaciones que hizo a lo largo y ancho del mapa. En los primeros años optó por estilismos llenos de brillo y sensuales siluetas. Poco a poco fue incorporando detalles que pasaron a ser señas de identidad como los flecos y los minivestidos o incluso bodys con sugerentes transparencias que dejaban al descubierto sus piernas, que causaban sensación. Se especulaba incluso con que las aseguró por 3.2 millones de dólares. Bob Mackie, que la ayudó con el vestuario, explicó que como Tina no tenía entonces mucho dinero compraba vestidos de noche en Europa y él se los cortaba frente al espejo. En los 80 lució ante el público las tendencias de la época, como las prendas denim y las medias de red.

Tina Turner
Tina Turner

En los shows era habitual ver a Turner usando pelucas cardadas que a su vez eran, según contó, un escudo contra las inseguridades. La cantante tenía una gran colección que no compró en ninguna tienda sino que se encargaba de hacer estas piezas personalmente con pelo natural llegado de África e Italia. "Son difíciles de hacer. He estado haciendo esta mezcla toda mi vida. Por eso siempre han tenido el mismo aspecto, como si nunca hubiesen salido de la estantería", contaba.

Tina Turner
Tina Turner