Clausuran tiraderos clandestinos de cascajo en Naucalpan

·1  min de lectura

NAUCALPAN, Méx., 19 octubre (EL UNIVERSAL).- En la cadena de tiros clandestinos de cascajo, ubicados en la zona boscosa de San Francisco Chimalpa, personal de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem), clausuró cuatro predios ubicados en la carretera Naucalpan-Toluca y repuso dos sellos de clausura que habían sido violados, informaron autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente estatal.

Luego de que vecinos denunciaron "la presunta contaminación ambiental" que generan tiraderos de cascajo o de residuos de construcción en este municipio, inspectores Propaem realizaron una investigación que culminó con la colocación de sellos.

La clausura de los tiros de cascajo, se llevó a cabo en un operativo conjunto, en el que participaron policías de investigación de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), elementos de la Secretaría de Seguridad estatal y servidores públicos de la Propaem, quienes inspeccionaron cuatro predios localizados en el Ejido de San Francisco Chimalpa, en Naucalpan.

Inspectores de Propaem observaron que junto a la carretera Naucalpan-Toluca operaban tiraderos clandestinos de cascajo, sobre los que se disponían residuos en suelo natural y a cielo abierto.

Administradores de los tiros, "al momento de la visita, no exhibieron las autorizaciones en materia de impacto ambiental para llevar a cabo dicha actividad, aunado a las afectaciones observadas al ecosistema, por lo que la autoridad medioambiental determinó ejecutar su clausura", informaron voceros de la Propaem.

Además inspectores ambientales realizaron la reposición de sellos de clausura en dos tiraderos de la misma zona, que no habían respetado los lineamientos impuestos con anterioridad por la Procuraduría de Protección al Medio Ambiente.