Clausuran bar tras agresión a comunidad LGBT

·2  min de lectura

Salvador Corona

CIUDAD DE MÉXICO, julio 18 (EL UNIVERSAL).- Luego de las agresiones a integrantes de la comunidad LGBTTTIQ+ presuntamente por parte del personal del bar Rico Club, la alcaldía Cuauhtémoc, en coordinación con las autoridades de seguridad pública, clausuró dicho establecimiento ubicado en la calle Niza 45, colonia Juárez.

La madrugada de este domingo, personal de la demarcación realizó un operativo en Zona Rosa para supervisar los establecimientos y garantizar la integridad de todos los visitantes, así lo aseguró la alcaldesa Sandra Cuevas, al referir que van a velar por la seguridad de las personas.

Por ello, exhortó a los negocios a que "cuiden a sus clientes o se les clausurará sus lugares", y advirtió que las acciones de verificación administrativa y supervisión en materia de seguridad ciudadana y protección civil continuarán de manera permanente en Zona Rosa.

"Quiero enviarles un mensaje a todos los que trabajan aquí, tenemos la responsabilidad de cuidar no solamente a los que viven en la alcaldía Cuauhtémoc, sino a todos aquellos que nos visitan, tenemos más de 6 millones de personas que nos visitan a diario, y tenemos la obligación de cuidarlos y respetarlos", informó en un video en redes sociales.

La clausura del lugar se llevó a cabo con la coordinación de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, dirección de gobierno de la alcaldía e Institución de Verificación Administración (Invea).

La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México inició una investigación por las agresiones que sufrieron un grupo de jóvenes de la comunidad diversa durante el fin de semana pasado afuera de Rico Club, ubicado en la Zona Rosa.

A través de redes sociales, el usuario @GArnauda relató que los jóvenes habían ido a festejar un cumpleaños al "Bar Blow", también en Zona Rosa, cuando alrededor de las 3:20 horas [del 11 de julio], al salir del lugar, se percataron que no tenían gasolina, por lo que uno de ellos cruzó la calle para conseguir el combustible. Ahí fue golpeado por un sujeto que al parecer intentaba asaltarlo.

Según relataron los amigos del usuario, el antro gay abrió las puertas al agresor y momentos después salieron entre 10 y 15 personas con palas y piedras para realizar un "ataque homofóbico".

En ese sentido, Rico Club afirmó ponerse a disposición de las autoridades para esclarecer los hechos y aseguró que ninguno de sus colaboradores participó en la gresca.

"En Rico Club no apoyamos y rechazamos categóricamente la violencia, la discriminación o cualquier tipo de agresión que se presente dentro de las instituciones", aseguró el bar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.