Las elecciones locales, de anodinas a determinantes en la política colombiana

Agencia EFE

Bogotá, 27 oct (EFE).- Las elecciones locales de este domingo en Colombia que en un principio parecían ser anodinas terminaron provocando un revolcón en la política nacional, donde el partido Alianza Verde se quedó con varias de las principales plazas del país, como la Alcaldía de Bogotá con la exsenadora Claudia López.

En una jornada en la que más de 22,1 de los 36,6 millones de colombianos que estaban habilitados para votar acudieron a las urnas para elegir a los gobernantes regionales, la participación superó el 60 % y el gran perdedor fue el partido Centro Democrático, al que pertenece el presidente Iván Duque y que lidera el exmandatario Álvaro Uribe.

Además de haber ganado en Bogotá, los verdes se quedaron con las Alcaldías de capitales como Cali, con Jorge Iván Ospina; Cúcuta (que tiene el principal paso fronterizo con Venezuela), con Jairo Yáñez; Manizales, con Carlos Mario Marín, y Florencia, con Luis Antonio Ruiz.

LA PRIMERA ALCALDESA

Una de las sorpresas de la jornada la protagonizó Claudia López al ganar la Alcaldía de Bogotá con 1.108.541 papeletas (35,21 %), la votación histórica más alta de la ciudad, y vencer en la recta final al favorito en las encuestas, el independiente Carlos Fernando Galán, que consiguió 1.022.362 votos (32,48 %).

La exsenadora, apoyada también por el izquierdista Polo Democrático Alternativo, se convirtió así en la primera mujer y miembro de la comunidad LGBTI en llegar a la Alcaldía de Bogotá por elección popular.

"Bogotá no solo votó para que la ciudad cambie en los próximos cuatro años sino para que esta generación cambie a toda nuestra sociedad. Votó para que a través de la cultura ciudadana, de la educación de calidad y de la igualdad derrotemos, superemos y desaprendamos el machismo, el racismo, el clasismo, la homofobia y la xenofobia", manifestó en su discurso de la victoria.

El Alianza Verde también salió fortalecido en las elecciones al Concejo, donde obtuvo la votación más alta con el 19,77 % de las papeletas y López tendrá un buen punto de partida que facilite su gobernabilidad durante los cuatro años de mandato.

MEDELLÍN, SÍMBOLO DE LA DEBACLE URIBISTA

En Medellín, capital del departamento de Antioquia, principal bastión del uribismo, ocurrió la mayor sorpresa de la jornada con el triunfo del independiente Daniel Quintero, un joven candidato que le ganó el pulso a Alfredo Ramos, el ungido por el Centro Democrático.

De las 32 gobernaciones en disputa, el partido del expresidente Uribe solo consiguió las de Casanare con Salomón Sanabria y la del Vaupés con Eliécer Pérez Galvis, ambos departamentos de poco peso político nacional.

"Perdimos, reconozco la derrota con humildad. La lucha por la democracia no tiene fin", afirmó el exmandatario en Twitter.

LA VIGENCIA DEL CLAN CHAR

Como estaba previsto, el clan de la familia Char se quedó con la Gobernación del caribeño departamento del Atlántico y con la alcaldía de su capital, Barranquilla (norte).

Elsa Noguera será la gobernadora del departamento tras haber conseguido el 66,67 % de los votos, mientras que Nicolás Petro, hijo del líder opositor Gustavo Petro, solo alcanzó el 18,56 % de las papeletas.

En el caso de Barranquilla, Jaime Pumarejo ganó con el 62,43 % de los votos a Antonio Eduardo Bohórquez, del Polo Democrático Alternativo que solo llegó al 13,38 % de los sufragios.

Los Char mandan desde 2008 en esa ciudad, donde Alejandro, el actual alcalde, goza de elevados índices de popularidad del 91 %.

EL FRACASO DE LAS ENCUESTAS

En Bogotá, los sondeos planteaban un empate técnico entre López y Galán, aunque el candidato independiente fue el que lideró las encuestas en las últimas semanas y era el favorito para reemplazar a Enrique Peñalosa.

Sin embargo, la candidata verde fue elegida con casi tres puntos porcentuales de diferencia sobre su contrincante.

En Medellín, la última encuesta de la firma Guarumo, publicada la semana pasada, ubicaba a Ramos como alcalde con el 46,8 % de la intención de voto, casi 19 puntos porcentuales por delante de Quintero, pero la historia fue al revés y el ganador fue el independiente.

EL CANTANTE DE LAS FARC

El exguerrillero Guillermo Enrique Torres Cueter, conocido en su época de combatiente como "Julián Conrado", ganó la alcaldía de Turbaco, un municipio cercano a la ciudad de Cartagena de Indias, con una campaña basada en la defensa del medioambiente.

Pese a que no se postuló por el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), Torres se convirtió así en el primer excombatiente de la guerrilla en ganar una alcaldía tras la firma del acuerdo de paz en noviembre de 2016.

"El cantante de las FARC" obtuvo 20.308 votos, que corresponden al 50,24 % del total, e hizo campaña a nombre de una alianza de izquierdas conformada por el movimiento izquierdista Colombia Humana y la Unión Patriótica (UP), nacida a mediados de los años 80 de un fallido proceso de paz y que estuvo a punto de desaparecer por el asesinato de cerca de 5.000 de sus militantes.

Jorge Gil Ángel

(c) Agencia EFE