¿Quién se ha clasificado para el Mundial de 2022?

·12  min de lectura
Trece países ya han asegurado sus lugares en el torneo, que comenzará en Catar el próximo 21 de noviembre. (Foto: Getty Images)
Trece países ya han asegurado sus lugares en el torneo, que comenzará en Catar el próximo 21 de noviembre. (Foto: Getty Images)

Aunque todavía estamos a un año de su inicio, casi la mitad del panorama para la Copa del Mundo de 2022 ya está claro. Trece países ya han asegurado sus lugares en el torneo, que comenzará en Catar el próximo 21 de noviembre: algunos con facilidad, paseando con tranquilidad por las eliminatorias, y otros con un poco más de drama.

Aún no se sabe cómo será el torneo, que ha estado plagado de escándalos y preocupaciones desde el día que se anunció a Catar como país anfitrión. Sin embargo, las identidades de los equipos que lo disputarán son bastante conocidas.

La mayoría de los contendientes tradicionales, por no decir todos, ya están clasificados: un contingente europeo de 10 países liderado por Francia, el campeón actual, y Bélgica, el cual oficialmente es el mejor equipo del mundo, así como España, Inglaterra y Alemania. A ellos se le han sumado las dos grandes potencias de América del Sur, Brasil y Argentina.

Solo faltan dos nombres importantes: Italia y Portugal, quienes deberán pasar por la tensión del repechaje para obtener uno de los últimos tres espacios de Europa. En otros lugares, aunque no se ha decidido nada de manera oficial, el panorama es cada vez más claro.

Por ejemplo, tres de los puestos de Asia irán a Arabia Saudita, Irán y Corea del Sur; el cuarto se decidirá entre Australia y Japón. En América del Norte, Canadá —inesperadamente— lidera la tabla en este momento, por delante de un México estancado y un Estados Unidos en desarrollo. En América del Sur, Ecuador tiene un pie en el Mundial, aunque otros cinco equipos siguen teniendo posibilidades de obtener el último puesto garantizado.

Solo en África, donde cinco llaves a partido de ida y vuelta decidirán quién llegará a Catar, y Oceanía, que ha pospuesto todas sus eliminatorias una y otra vez debido a la pandemia de coronavirus, todavía no hay claridad. Aún quedan 12 meses de espera y 19 plazas más por reclamar. Sin embargo, lo más probable es que el futuro campeón sea uno de los que ya están clasificados.

A continuación, un vistazo a las selecciones clasificadas al Mundial:

Catar

Cómo se clasificó: Ha sido fácil perder de vista a esta selección en medio de la controversia que ha perseguido al torneo desde que su organización le fue otorgada a este pequeño Estado del golfo Pérsico en 2010, pero la entrada automática que se le concede al país anfitrión le ha dado a Catar una ruta directa a una competencia a la que rara vez se ha acercado siquiera a entrar por mérito propio.

¿Qué podemos esperar en 2022? Los resultados recientes no han sido alentadores: el equipo del entrenador Félix Sánchez ha sido derrotado ampliamente en los últimos meses por Serbia, Portugal e Irlanda. Es poco probable que Catar sobreviva a la fase de grupos, pero no esperen que la selección sea humillada: Sánchez es un entrenador inteligente y capaz, y su equipo, apuntalado por varios cataríes naturalizados, es ordenado y técnicamente competente.

Alemania

Cómo se clasificó: Alemania podrá haber sido el primer equipo en ganar un lugar en Catar, pero, para sus estándares, su progreso estuvo lleno de peligros y tensiones. En marzo, bajo la dirección de su antiguo entrenador Joachim Löw, Alemania perdió un partido en las eliminatorias. Ganó los otros nueve, y logró el objetivo con una serie completa de partidos de sobra.

¿Qué podemos esperar en 2022? El momento en el que se celebrará el torneo podría ser un elemento en contra para Alemania. En 2022 ya podría ser un poco tarde para algunas de las figuras emblemáticas de la selección —Thomas Müller, Manuel Neuer, Ilkay Gündogan— y demasiado pronto para la emocionante nueva generación, liderada por Kai Havertz, Florian Wirtz y Jamal Musiala, que con el tiempo los remplazarán.

Dinamarca

Cómo se clasificó: Fresco aún del impresionante y emotivo viaje a las semifinales de la Eurocopa, el equipo de Kasper Hjulmand se encargó rápidamente de un grupo favorable. Ganaron sus primeros nueve partidos y se clasificaron un mes antes del final de las eliminatorias.

¿Qué podemos esperar en 2022? El impresionante récord clasificatorio de Dinamarca —no solo el de la clasificación a este torneo, sino el que ha establecido más o menos en los últimos seis años— y su desempeño en la Euro 2020 son buenos augurios para Catar: Hjulmand tendrá la vista fija en un lugar en la fase eliminatoria como mínimo. La única incógnita es si el equipo podrá compensar la ausencia de la chispa creativa de Christian Eriksen en caso de que no pueda jugar.

Brasil

Cómo se clasificó: El equipo de Tite ha transitado con facilidad el arduo proceso de clasificación de Sudamérica. Ha ganado 11 de sus 13 partidos hasta el momento. Aún no ha permitido que le marquen en casa —una estadística ayudada por el hecho de que su partido contra Argentina fue suspendido luego de que funcionarios del Ministerio de Salud del país irrumpieron en la cancha para arrestar a algunos de los jugadores visitantes— y solo ha perdido puntos en partidos como visitante en Argentina y Colombia.

¿Qué podemos esperar en 2022? Ya hemos pasado por esto: Brasil luce indetenible en las eliminatorias, pero trastabilla en los partidos finales. Tite ha ensamblado un equipo firme y bien entrenado más que capaz de ganar la copa, lo que significaría arrebatársela a Europa por primera vez desde 2002, pero sigue la sospecha de que la carga creativa recae demasiado en Neymar.

Francia

Cómo se clasificó: En una palabra: curiosamente. El lugar del campeón defensor en Catar nunca estuvo en realidad en duda, pero el camino fue más un purgatorio que un desfile. Tanto Ucrania como Bosnia se fueron de París con un punto —de hecho, los franceses no vencieron a Ucrania, que se quedó con el segundo lugar del grupo, ni como locales ni como visitantes— y la impresión que dejó es que Francia podría ser mucho más.

¿Qué podemos esperar en 2022? Hay razones de sobra para creer que Francia podría retener el trofeo y convertirse en el primer equipo en hacerlo desde que Brasil lo consiguió en 1962: la abundancia del talento del país es tal que tal vez su banca llegue a las semifinales. Además, en Kylian Mbappé tienen a un jugador que podría usar el torneo como trampolín hacia la verdadera grandeza. Pero, al igual que en 2018, no hay ninguna garantía de que será emocionante verlos jugar.

Bélgica

Cómo se clasificó: El equipo número uno del mundo —un nivel que Bélgica ha mantenido durante más o menos tres años— en realidad no tuvo que esforzarse mucho. Marcó la impresionante cantidad de 25 goles en sus ochos partidos de clasificación, aunque un tercio de ellos se produjo en un solo encuentro contra Bielorrusia.

¿Qué podemos esperar en 2022? Esto ya parece un mantra que se ha mantenido durante al menos los últimos tres torneos: este es el momento para que esta generación belga gane algo. Su variedad de talento ofensivo solo es superada por Francia e Inglaterra, y jugadores como Kevin De Bruyne y Romelu Lukaku están justo ahora en sus mejores años. Si hay algo que puede preocupar, es que la defensa de la selección se ha debilitado un poco en los últimos años; este equipo no parece tan equilibrado como en sus ediciones de 2016 o 2018.

Croacia

Cómo se clasificó: Croacia logró el pase extremadamente tarde. Selló un lugar en Catar solo gracias a un autogol de Fyodor Kudryashev a 10 minutos del final del último partido del país, en lo que terminó siendo una victoria de 1 a 0 contra Rusia en una cancha empapada en Split. Sin embargo, liderar un grupo muy bien equilibrado, que incluyó a Eslovaquia y Eslovenia, merece elogios.

¿Qué podemos esperar en 2022? El próximo invierno probablemente será el último hurra de la generación de jugadores que llevó a Croacia a la final en Rusia en 2018: este podría ser el último torneo de Luka Modric, Ivan Perisic, Domagoj Vida y el resto. Hay indicios de que le seguirá otra generación, y lo más seguro es que Croacia no caiga sin batallar, pero es poco probable que se repita lo del Mundial de Rusia.

España

Cómo se clasificó: Con mucha posesión del balón, pero poco para mostrar. El lugar automático de España en el Mundial estuvo en duda hasta la ronda final de las eliminatorias, cuando el repentino colapso de Suecia alivió la tensión. Pocos equipos tienen tantas habilidades técnicas como la escuadra de Luis Enrique, pero las eliminatorias demostraron una vez más que la falta de garra de España frente a la portería ya es endémica.

¿Qué podemos esperar en 2022? Todo dependerá de si España pueda encontrar un goleador confiable. Por mucho que se aclame a Xavi, Andrés Iniesta y Sergio Busquets como las personificaciones de la selección que levantó el trofeo en 2010, la presencia de David Villa fue el antídoto para lo que de otro modo podría haber sido una especie de dominio estéril. España tiene en Pedri y Gavi dos de los candidatos más brillantes del mundo del fútbol para remplazar a Xavi e Iniesta. Ahora necesita lograr que Ansu Fati sea su Villa.

Serbia

Cómo se clasificó: En silencio en Lisboa. Durante los 90 minutos del partido de la última jornada, parecía que Serbia ocuparía su lugar bastante habitual en la repesca. Portugal solo necesitaba un punto para clasificar. Pero entonces Aleksandar Mitrovic cabeceó un centro de Dusan Tadic y el banquillo serbio se vació para ir a celebrar. Portugal se quedó mirando el césped mientras se abría para devorarlos.

¿Qué podemos esperar en 2022? Serbia debería ser una amenaza. Tiene un equipo ensamblado en gran parte de las ligas más importantes de Europa: una defensa construida con Matija Nastasic y Nikola Malenkovic, un mediocampo adornado por Sergej Milinkovic-Savic y el persistente Tadic, y uno de los delanteros jóvenes más brillantes del mundo, Dusan Vlahovic. Sin embargo, la historia indica que Serbia no estará a la altura de las expectativas.

Inglaterra

Cómo se clasificó: Inglaterra, bajo la dirección de Gareth Southgate, es muy buena para clasificar a los torneos. Las únicas manchas en su registro fueron los empates con Hungría (en casa, en un juego empañado por problemas en el público) y Polonia (de visitante). Solo ha perdido un juego en la ruta a un gran torneo en 12 años.

¿Qué podemos esperar en 2022? Lo más importante es que el récord de Inglaterra en esos grandes torneos está en alza. Southgate llevó al equipo a las semifinales en 2018 —sin duda con la ayuda de un empate amable— y luego a una tanda de penales de ganar la Eurocopa como anfitrión en el verano de 2021. Con una columna vertebral sólida y un grupo de jugadores jóvenes en constante mejora, el equipo de Inglaterra debería ser considerado un fuerte contendiente.

Suiza

Cómo se clasificó: Bélgica tiende a robar la atención como la pequeña potencia de Europa, pero la transformación suiza en una presencia constante en los torneos no es menos admirable. Murat Yakin llevó al equipo al primer puesto en su grupo, por encima del recién coronado campeón de Europa, Italia, en sus primeros meses en el trono. Los suizos no perdieron ningún partido y solo encajaron dos goles en el proceso.

¿Qué podemos esperar en 2022? La respuesta a esto es, de hecho, una certeza: Suiza se clasificará en el segundo lugar de su grupo y luego será eliminada en octavos de final, quizás en tanda de penales, tras probablemente un empate sin goles. Eso no debe interpretarse como menosprecio. El hecho de que un país tan pequeño como Suiza pueda tener un desempeño tan confiable lo convierte, en muchos sentidos, en un ejemplo para otros.

Países Bajos

Cómo se clasificó: Sorprendentemente, la Eurocopa 2020 fue el primer gran torneo que los neerlandeses habían alcanzado desde que llegaron a las semifinales de la Copa del Mundo de 2014: los Países Bajos se perdieron la Eurocopa 2016 y la Copa del Mundo de 2018. Su pase a Catar no fue exactamente dominante —una derrota en su último partido contra Noruega habría significado la eliminación—, pero el hecho de que el equipo de Louis van Gaal haya lidiado con la presión y los fantasmas de los fracasos pasados es una buena señal.

¿Qué podemos esperar en 2022? Hay razones para creer que los Países Bajos, ya con la seguridad de la clasificación, podría ser una fuerza en Catar. Su récord en Copas del Mundo es muy bueno: una final en 2010 y semifinales en 1998 y 2014. La última de estas, por supuesto, vino de la mano de Van Gaal, quien está de vuelta en su puesto. La selección tiene en Virgil van Dijk, Matthijs de Ligt y Frenkie de Jong el núcleo de un equipo que desborda talento. Además, podría tener una estrella lista para emprender el vuelo en Ryan Gravenberch, el más reciente niño prodigio de 19 años del Ajax.

Argentina

Cómo se clasificó: La travesía para garantizar que Lionel Messi tuviera una última oportunidad en el Mundial en realidad debería haber sido tensa, estresante y llena de disputas internas. En cierta forma, es una lástima que haya sido todo lo contrario: tras un comienzo lento, Argentina no perdió ni un solo juego en el camino a obtener su boleto a Catar.

¿Qué podemos esperar en 2022? Tal vez muchos desgarramientos de vestiduras por Messi, dado que será la última vez que un jugador que muchos consideran el mejor de todos los tiempos honrará con su presencia el escenario de la Copa del Mundo. La pregunta será qué tan bien podrá Lionel Scaloni ensamblar un equipo para acentuar los dones de Messi —afectados o no por la edad— y si la defensa más bien improvisada de Argentina podrá estar a la altura de su increíble riqueza en el ataque. 

© 2021 The New York Times Company

VIDEO: Policía de tránsito detiene autos para que un perro cruce la carretera

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.