Clases suspendidas: la Suprema Corte bonaerense desestimó una medida cautelar y tres amparos

·3  min de lectura
Abrazo simbólico con banderas en escuelas de Vicente López
Alejandro Guyot

LA PLATA.- Las clases presenciales no regresan por ahora a los distritos bonaerenses más comprometidos por la segunda ola de coronavirus. La Suprema Corte de Justicia provincial desestimó una medida cautelar presentada por dos familias en Tigre y tres amparos presentados por los alcaldes y concejales opositores . En ningún caso se pronunció sobre el fondo de los planteos, sino sobre su competencia originaria.

La medida cautelar había sido presentada por dos parejas de padres de niños menores de edad en Tigre que cuestionaron la validez constitucional del decreto que suspendió las clases presenciales en el área metropolitana. La Corte bonaerense les respondió que no se cumple el requisito de verosimilitud que exige el otorgamiento de la cautelar .

Restricciones por el coronavirus: el Gobierno no quiere hablar por ahora de “cierre total” y celebra el “cambio” de Rodríguez Larreta

En el expediente caratulado “Isabella, Diego Paulo y otros c/Provincia de Buenos Aires por Inconstitucionalidad del decreto de Necesidad y Urgencia 181/2021 de la provincia de Buenos Aires y resolución Ministerial N°1208″, la Corte provincial desestimó la medida cautelar solicitada en el marzo de una acción originaria de inconstitucionalidad relacionada con las restricciones de las clases presenciales en las escuelas del AMBA.

Lo hizo al afirmar que no se cumple prima fascie el requisito de verisimilitud que exige la cautelar en tanto es el decreto nacional N°241 el que dispone la medida desencadenante del conflicto. Citó el su párrafo 10 de esa norma donde se expresa: “Establécese en el aglomerado del Área Metropolitana de Buenos Aires, según está definido en el artículo 3 del decreto 125/2021, la suspensión del dictado de clases presenciales en todos los niveles y sus modalidades, desde el 19 de abril hasta el 30 de abril inclusive”.

El máximo tribunal provincial afirmó entonces que la restricción no es del decreto y de la resolución de provincia que invocaron los querellantes, sino que vino impuesta obligatoriamente por el acto de la autoridad nacional .

La Suprema Corte señaló que por más que las normas provinciales cuestionadas por los demandantes no se hubiesen dictado, el decreto nacional produciría las consecuencias desfavorables que se plantearon en el proceso . En conclusión, sostuvo que la aludida afectación de los derechos no fue causada por el decreto provincial que los padres cuestionan.

Entre los fundamentos de la decisión se menciona el hecho de que se haya presentado y avanzado un trámite similar ante la Corte Suprema de la Nación, bajo su jurisdicción originaria en un proceso de impugnación contra el decreto nacional por parte del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Tres amparos

En forma paralela, el máximo tribunal provincial se pronunció sobre tres amparos: uno presentado por la Municipalidad de Vicente López, otro por la Municipalidad de San Isidro y el tercero por padres y concejales de Avellaneda. La Corte ordenó que sigan su trámite en tribunales de la provincia donde fueron iniciados.

En ningún caso la Suprema Corte se pronunció sobre el fondo de los planteos, sino sobre su competencia originaria.

En este momento no solo 40 municipios del AMBA tienen clases suspendidas: también pasaron a clases virtuales los municipios de Bolívar, Castelli, Zárate y algunas localidades de General Villegas, ante el avance de casos de coronavirus. El gobierno de la provincia informó oportunamente que el problema no radica en que los chicos y chicas estén en las aulas sino en la circulación global que generan las escuelas abiertas.

Según el gobierno de Axel Kicillof, desde el inicio de las clases presenciales los contagios se quintuplicaron en el AMB A. Los casos de coronavirus aumentaron un 184 por ciento, detallaron.

Restricciones por el coronavirus en la Ciudad: las nuevas medidas que estudia el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta

El lunes que pasó se registraron abrazos y protestas en colegios del Gran Buenos Aires para pedir el regreso a clases presenciales, ante la normativa que dispuso la virtualidad como modelo para impartir enseñanza.

Pese a las protestas y las acciones judiciales presentadas por padres de alumnos, las medidas restrictivas podrían ser prorrogadas por el Poder Ejecutivo Nacional a partir del lunes debido a la critica situación epidemiológica.