Clases: satisfacción y cautela en el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta por el fallo de la Corte

Matías Moreno
·5  min de lectura
Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli
Ignacio Sánchez

Con mesura y sin triunfalismo, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta celebró hoy en la intimidad en el fallo de la Corte Suprema de Justicia a favor de la autonomía porteña en el caso que enfrentó a la Ciudad con la Casa Rosada por la suspensión de las clases presenciales en el área metropolitana.

Luego de que el máximo tribunal avalara la postura del gobierno porteño en la controversia con la Nación, la administración de Rodríguez Larreta garantizó la continuidad de la presencialidad escolar, pese a que el decreto firmado por Alberto Fernández que inició el conflicto dejó de tener vigencia el viernes pasado. “Las clases siguen en la Ciudad en los términos del anuncio del viernes”, aseguraron fuentes porteñas.

La Corte Suprema sostuvo que el decreto que suspendió las clases presenciales violó la autonomía de la Ciudad

El viernes pasado, pese que Fernández había extendido la suspensión por tres semanas, el jefe de gobierno porteño anunció la continuidad de las clases presenciales en la primaria y los jardines de infantes, y la implementación de un esquema “bimodal” para el secundario, con el objetivo de reducir la movilidad en la Capital.

Durante las últimas horas, el alcalde porteño pidió “prudencia” a sus ministros frente a la sentencia. “Nada para celebrar”, expresaron cerca de Larreta, quien se encontraba en una reunión de gestión en Parque Patricios cuando se conoció el fallo.

Por eso, los funcionarios de primera línea de la Ciudad no saldrán a celebrar públicamente la resolución del máximo tribunal. En la sede de Uspallata optaron por ser cautelosos frente a la decisión de la Justicia, para no agitar el enfrentamiento con la Casa Rosada. “No vamos a profundizar sobre el fallo, que se explica por sí mismo en el reconocimiento a la autonomía de la Ciudad”, advirtió un integrante del gabinete porteño ante la consulta de LA NACION.

En línea con el mensaje que bajó Rodríguez Larreta en su conferencia de prensa del viernes pasado, la Ciudad mostrará una postura conciliadora con la Nación. “Ratificamos la vocación de trabajar en conjunto con el gobierno nacional en la pandemia y en otros temas que requieren coordinación”, repiten en la sede de Uspallata.

En el larretismo destacaron la importancia de que la Corte haya fallado con “celeridad” para dar certidumbre a la ciudadanía. Tras la resolución de la disputa legal con Fernández por las clases presenciales, el jefe de gobierno reforzará su apuesta por la moderación y buscará bajar el nivel de confrontación con el kirchnerismo, en un momento complejo por la situación sanitaria y la crisis económica. “La gente está cansada del conflicto y todos corremos el riesgo de que surja un sentimiento antipolítica”, señala un colaborador de Larreta. A su vez, desde la Ciudad remarcaron que continúan enfocados en “reforzar” los controles sanitarios ante el avance de la segunda ola de coronavirus.

Según el fallo de la Corte Suprema, el DNU de Fernández que suspendió las clases presenciales en el AMBA “violó la autonomía de la Ciudad”. La sentencia se conformó con tres votos distintos: uno de Carlos Rosenkrantz, otro de Ricardo Lorenzetti y los de Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda. Elena Highton, que había sostenido que la causa no era de competencia de la Corte, no votó.

Horacio Rodríguez Larreta anunció en conferencia de prensa las medidas que acompañarán la decisión del fallo de la Cámara de Apelaciones porteña
Tomás Cuesta


Horacio Rodríguez Larreta anunció en conferencia de prensa las medidas que acompañarán la decisión del fallo de la Cámara de Apelaciones porteña (Tomás Cuesta/)

Euforia en Juntos por el Cambio

En cambio, los referentes de Juntos por el Cambio se mostraron eufóricos por la decisión del máximo tribunal. “No se puede estar por encima de la autonomía de la Ciudad. Nuestro gobierno, con Rodríguez Larreta, lo hizo valer. La Corte falló a favor de los jóvenes, los padres, los docentes que quieren enseñar y de los argentinos que queremos el progreso ¡Con educación se construye un país!”, exclamó Patricia Bullrich, titular de Pro. Durante las últimas horas la exministra de Seguridad generó un fuerte malestar en el entorno de Larreta por su crítica a la decisión del alcalde de implementar un sistema “bimodal” (un esquema mixto de clases presenciales y virtuales) para los alumnos del secundario.

Para el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri, el fallo de la Corte “es ejemplar”. “El Gobierno debe entender, de una vez y para siempre, que el federalismo en la Argentina es de concertación, no de confrontación, y que no puede tomar medidas arbitrarias excusándose en la emergencia de la pandemia”, sostuvo el dirigente de la UCR.

Desde la CC-ARI también celebraron el aval de la Corte a la postura de la Ciudad. El fallo es contundente en cuanto a la autonomía de la Ciudad, el federalismo y el derecho a aprender y enseñar. Lo dijimos desde el primer día, no había lugar para imponer unilateralmente un nuevo disparate y relato”, lanzó Maximiliano Ferraro, presidente del partido de Elisa Carrió.

Juan Manuel López, jefe del bloque de la CC en Diputados, también apuntó contra Fernández. “Mal que le pese al Presidente hoy hay Corte Suprema. Y, aunque frágil, hay Estado de Derecho, autonomía de la provincias y de la Ciudad”, dijo López.

Conferencia de prensa de Juntos por el Cambio
Fabián Marelli


Juntos por el Cambio celebró el fallo de la Corte (Fabián Marelli/)

Estrategia jurídica

En el Gabinete de Rodríguez Larreta esperaban con ansias durante el fin de semana que la Corte diera a conocer su resolución. Si bien aguardaron que el máximo tribunal fallara el viernes pasado, el alcalde y sus principales colaboradores confiaban en que los jueces del máximo tribunal hicieran pública su postura recién hoy, en habitual reunión de acuerdos de los martes. “Ojalá salga cuanto antes porque no le hace bien a nadie que se tomen tanto tiempo para definir”, repetían en la cúpula del gobierno porteño horas antes de que los magistrados firmaran el fallo.

Luego de que el jefe del Estado extendiera por tres semanas las restricciones sanitarias a través de un nuevo decreto, el procurador general porteño, Gabriel Astarloa, y el equipo de abogados de la Ciudad estudiaron cuál sería la mejor estrategia jurídica para sostener el planteo del Ejecutivo porteño. Mientras algunos asesores se inclinaban por ampliar la demanda presentada el 16 de abril pasado, con un escrito que incorpore al nuevo DNU de Fernández, otros sugerían esperar el fallo de la Corte. Finalmente, optaron por aguardar la resolución del máximo tribunal.