Clases presenciales: la Corte Suprema aceptó a los padres como “amigos del tribunal”

Evangelina Himitian
·3  min de lectura
La Corte Suprema de Justicia aceptó el pedido que hicieron ocho padres e incorporó al expediente los argumentos y documentos que presentaron para pedir que no se suspendiera la presencialidad en las escuelas
Manuel Cortina

Mientras se espera que se expida sobre el decreto presidencial que buscó suspender las clases en el AMBA, la Corte Suprema de Justicia aceptó el pedido que hicieron ocho padres, de ser considerados amicus curiae, es decir, amigos del tribunal e incorporó al expediente los argumentos y documentos que presentaron para pedir que no se suspenda la presencialidad en las escuelas.

“Lo aceptaron. Lo aceptaron”, el mensaje corrió hoy entre los teléfonos de los padres que celebraban la noticia. El domingo por la tarde, ocho padres y madres que piden que las escuelas permanezcan abiertas se presentaron anoche ante la Corte Suprema de Justicia como amicus curiae, para ofrecerle al tribunal argumentos antes de decidir sobre la demanda interpuesta por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires contra el Estado nacional en la que solicita que se declare la inconstitucionalidad del DNU que dispuso el cierre de las escuelas.

Clases: la Procuración dijo que es inconstitucional el decreto presidencial y ahora define la Corte

Se trata de padres que pertenecen a la agrupación Padres Organizados, que luchan por que las aulas permanezcan o vuelvan a estar abiertas, que presentaron un escrito de 16 páginas, patrocinados por el constitucionalista Alberto Garay.

Amicus curiae significa “amigos del tribunal” y es un instituto del derecho procesal que admite a terceros ajenos a una disputa a ofrecer opiniones para la resolución del proceso. En este caso puntual, significa que, a horas de resolver la cuestión de fondo, la Corte deberá tomar en cuenta los argumentos planteados por los padres sobre cómo impacta en la vida de los chicos el cierre de las escuelas.

Patrocinados por el constitucionalista Alberto Garay, Padres Organizados presentó un escrito de 16 páginas en el que argumenta por qué se debe mantener la enseñanza presencial
Manuel Cortina


Patrocinados por el constitucionalista Alberto Garay, Padres Organizados presentó un escrito de 16 páginas en el que argumenta por qué se debe mantener la enseñanza presencial (Manuel Cortina/)

Este jueves se distribuyeron copias de la presentación de los padres en las vocalías de todos los ministros de la Corte.

En la presentación, los Padres Organizados plantearon que hay evidencia como para afirmar que los jardines y las escuelas primarias no incrementan significativamente los contagios ni la circulación comunitaria del virus; también argumentan que tomar AMBA como unidad geográfica para la toma de decisiones educativas es un error, ya que no refleja el movimiento que genera la actividad escolar en términos estadísticos. “La organización escolar, por la forma en que se asignan las escuelas, hace que el 70% de los chicos no requieran utilizar el transporte público para llegar a las escuelas, según información oficial nacional de la tarjeta SUBE para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, afirman.

Nuevo récord: registraron 561 muertos por coronavirus y ya son más de 63.000 en el país

El escrito incluye documentación sobre diez estudios científicos hechos por organismos como de UNICEF, UNESCO, BID, BM, Asociación Americana de Pediatría, entre otras instituciones.

También plantean en el escrito que, frente al aumento de casos, el cierre de escuelas podría tener un efecto nulo en la curva de contagios. “Las escuelas son uno de los pocos ámbitos de actividad presencial que está sujeto a protocolos estrictos y que, además, funciona como un eficaz dispositivo de detección temprana de casos de Covid-19 e interrupción de transmisión secundaria. Todas las pautas que se aplican (uso de barbijo, ventilación de las aulas, higiene frecuente) y el criterio de caso sospechoso para solicitar testeo han permitido detectar casos y, fundamentalmente, evitar contagios dentro del ámbito escolar”, dice el texto.