Clases presenciales: cómo será el cómputo de las faltas en las escuelas porteñas tras el fallo de la Corte Suprema

Constanza Bengochea
·2  min de lectura
Luego del fallo de la Corte, la Ciudad mantiene la modalidad educativa implementada hasta el momento
Marcelo Aguilar

A raíz del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que reconoció la atribución de la ciudad de Buenos Aires para decidir sobre los modos de promover y asegurar la educación, avalando de esta manera la presencialidad escolar sostenida por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, surgen una serie de interrogantes operativos, por ejemplo en lo relativo a la obligatoriedad de la presencialidad y al cómputo de las inasistencias.

Fuentes del ministerio de Educación de la Ciudad, a cargo de Soledad Acuña, aseguraron a LA NACION que con el dictado del fallo “no habrá cambios” en la modalidad educativa implementada hasta el momento.

Clases presenciales: seis claves para entender el fallo de la Corte Suprema

Sobre el tema del computo de las faltas, las fuentes explicaron que actualmente las inasistencias no se están registrando. “Si hay familias que tienen miedo de mandar a sus hijos a la escuela, las acompañamos. No hay espíritu de sancionar”, aseguraron desde el ministerio.

Por otra parte, desde la cartera de Educación aseguran que se solicitó a las escuelas que “acompañen” en aquellos casos de familias de riesgo o de chicos con comorbilidades que tengan temor de concurrir a las aulas. “En esos casos no se les pasa falta a los chicos”, dijeron. Los docentes que trabajan de manera virtual por estar exceptuados son los encargados del seguimiento de esos alumnos, principalmente por zoom.

El viernes pasado, el jefe de gobierno porteño anunció que mantendrá las clases presenciales en la primaria y los jardines de infantes, y que implementará un esquema “bimodal” para el secundario. El anuncio lo hizo luego de que el presidente Alberto Fernández extendiera las restricciones sanitarias -incluida la suspensión de clases presenciales para el AMBA- hasta el 21 de mayo por el avance del coronavirus en el país. En la conferencia de prensa del viernes, el mandatario porteño expresó: “Todas las decisiones que se toman en la Ciudad están basadas en los datos y la evidencia”.

El fallo de la Corte Suprema sostuvo que el Gobierno Nacional no llegó con sus fundamentos a acreditar la necesariedad de la medida sanitaria que justifique la suspensión de las clases.