Sin clases presenciales en la Provincia: entre abrazos a escuelas y la tensión política

Valeria Musse
·6  min de lectura
Mañana, como casi todo el año pasado, de nuevo sin clases en el AMBA
DIEGO LIMA

Desde hoy, y por ahora hasta el 30 de abril, las aulas volverán a estar vacías y silenciosas en 35 de los municipios de la provincia de Buenos Aires. Miles de estudiantes de las escuelas bonaerenses dejarán de asistir a clases presenciales durante dos semanas. Disconformes con la medida, más de 50 colegios distribuidos en las distintas comunas amanecerán “abrazados” por padres, madres y alumnos disconformes.

Una medida de protesta similar en “defensa de la educación” iba a llevarse adelante en decenas de escuelas de los barrios porteños, pero el fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la ciudad de Buenos Aires, que ordenó habilitar las clases presenciales en ese distrito, las dejó en suspenso en medio del desconcierto que había entre las familias ayer por la noche.

“Sistema de salud mental de padres colapsado: no sé si hoy a las 8 tengo que trabajar, llevar los chicos al cole, ir a abrazar al cole, hacer Zoom con los pibes, buscar un abogado constitucionalista que me explique”, se leía en el mensaje que, rápidamente, se viralizó ayer entre los grupos de chat de los padres y madres.

Pese a que el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó anoche que las escuelas estarán hoy abiertas y los estudiantes podrán asistir a cursar, el anuncio de paro que hicieron dos de los gremios docentes UTE, Ademys y Sadop, generó confusión en las familias porteñas. Como si fuera poco, muchos padres comenzaron a recibir correos electrónicos a última hora de ayer, enviados por los colegios: en algunos se avisaba que debido a la reorganización los chicos deberían asistir el martes [por mañana]; en otros casos, que se dilataba el regreso por casos de coronavirus.

Protestas en las escuelas bonaerenses

Ubicados alrededor de decenas de escuelas bonaerenses, padres y alumnos darán hoy a conocer su contundente “no” a la suspensión de clases dentro de los salones y el rechazo a la vuelta de la virtualidad. El descontento por la sorpresiva medida se hace sentir desde el momento de su anuncio de parte del presidente Alberto Fernández. Las protestas comenzarán casi al unísono a las 8 de la mañana en las afueras de cada institución y algunas personas se convocarán luego frente a la Quinta de Olivos para hacer otra sentada.

“Más allá de que estamos en desacuerdo con la medida del Presidente, tenemos miedo de que la restricción no sea solo para 15 días” , opinó a LA NACION María José Navajas, de la organización Padres Organizados. Y agregó: “No se justifica hacerlo ahora que los datos sobre los protocolos en las instituciones son buenos y las temperaturas son agradables como para mantener ventiladas las aulas. ¿Qué se puede esperar que pase para cuando sea invierno?”.

Protestas frente a la quinta de Olivos por la continuidad de las clases presenciales
Fabián Marelli


Protestas frente a la quinta de Olivos por la continuidad de las clases presenciales (Fabián Marelli/)

Cuando el reloj marque las 8.15, la comunidad educativa del colegio Pilgrims, en el barrio La Horqueta, en San Isidro, entonará las estrofas del Himno Nacional Argentino en las afueras de la escuela. Fue la propia institución la que convocó a las familias a sumarse a la movida. “Siempre pensamos que en algún momento del año íbamos a tener que cerrar, pero pensamos que seríamos los últimos y no lo primeros” , dijo a LA NACIÓN Jerónimo Cernadas, director ejecutivo del Pilgrims.

“Estamos todos consternados y sorprendidos. Fue un shock el momento del anuncio. Costó tanto que se volviera a la presencialidad”, se lamentaba Lucila King cuyos hijos asisten a un colegio bilingüe ubicado en el Polo Educativo de Pilar. “Atribuirle el aumento de casos de Covid a las clases presenciales es un error. Muchos chicos no van en transporte público. La excusa no se condice con la realidad” , agregó la mujer, quien hoy participará del abrazo virtual al colegio. La madre destacó que la escuela funcionaba “como un procedimiento de detección privada y de alerta ante casos de coronavirus o por síntomas sospechosos”.

Como otra medida de protesta, los estudiantes de algunas instituciones, como quienes asisten al Tigre Montessori School, coordinaron con sus padres para llevar adelante una especie de “huelga de Zoom” en claro rechazo al regreso de las clases virtuales.

Al respecto, durante el año pasado muchos alumnos se vieron inmersos en distintas complicaciones para sostener ese tipo de educación, sobre todo en aquellas zonas donde, por cuestiones económicas, los alumnos no tenían acceso a Internet o a una computadora propia. En la provincia de Buenos Aires fueron 279.000 los alumnos los que, por un motivo u otro, perdieron o tuvieron escaso vínculo con la escuela debido a la pandemia del coronavirus. En la Ciudad, fueron 6500 los estudiantes con problemas.

Sancionarán a los colegios que no acaten el cierre

En las últimas horas, dos instituciones educativas platenses le habían comunicado a la comunidad educativa su intención de abrir las escuelas para continuar con las clases presenciales pese a la prohibición, pero finalmente las autoridades del colegio privado Patris, de City Bell, avisaron que acataran la medida judicial, según pudo saber LA NACIÓN. La otra escuela en cuestión, Esseri, también evaluaba dar marcha atrás con la medida tras anoticiarse de que la Provincia podría sancionarlos.

Protestas frente a la quinta de Olivos por la continuidad de las clases presenciales
Fabián Marelli


Protestas frente a la quinta de Olivos por la continuidad de las clases presenciales (Fabián Marelli/)

Debido a que el gobierno bonaerense adhirió a la medida anunciada por el presidente Alberto Fernández, y que alcanzará a 35 municipios, el incumplimiento de la ley provincial de Educación de parte de algunas escuelas podría derivar en la aplicación de ciertas sanciones “pudiendo las instituciones recibir la cancelación de autorizaciones definidas en la normativa vigente, previa a una actuación sumarial encabezada por la Auditoría General”, indicaron desde la Dirección General de Cultura y Educación ante la consulta de LA NACION.

‘Hay algunas escuelas privadas especialmente que, en consonancia con el movimiento político generado en la Ciudad, intentaron plantear la posibilidad de abrir igual las clases, incluso algunos intendentes plantearon paros, y no se puede hacer eso porque creemos que trae confusión y la confusión en una epidemia trae aparejado incumplimiento de los protocolos de cuidado”, dijo esta mañana Nicolás Kreplak, viceministro de Salud bonaerense, en la TV Pública.

“Si algún colegio de la Provincia decide no acatar las medidas, será sancionado”, advirtió ayer Carlos Bianco, desde la jefatura de Gabinete bonaerense y tras conocerse el fallo de la Cámara de Apelaciones porteña que hizo lugar a una medida cautelar y determinó que las clases deben continuar de manera presencial en la ciudad, pese al Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) firmado por Fernández.

En tanto, el Sindicato de Docentes Particulares (Sadop) anunció que “denunciará a los propietarios de escuelas privadas que no cumplan con la suspensión de clases presenciales en el AMBA”.

Dónde no habrá clases presenciales durante dos semanas

  • Almirante Brown

  • Avellaneda

  • Berazategui

  • Berisso

  • Ensenada

  • Escobar

  • Esteban Echeverría

  • Ezeiza

  • Florencio Varela

  • General Las Heras

  • General Rodríguez

  • General San Martín

  • Hurlingham

  • Ituzaingó

  • José C. Paz

  • La Matanza

  • Lanús

  • La Plata

  • Lomas de Zamora

  • Luján

  • Marcos Paz

  • Malvinas Argentinas

  • Moreno

  • Merlo

  • Morón

  • Pilar

  • Presidente Perón

  • Quilmes

  • San Fernando

  • San Isidro

  • San Miguel

  • San Vicente

  • Tigre

  • Tres de Febrero

  • Vicente López