Clases: Nicolás Trotta criticó a la Ciudad por asegurar que el 31 se volverá a la presencialidad

·4  min de lectura
El ministro de Educación, Nicolás Trotta, en una reunión virtual con sus pares provinciales
El ministro de Educación, Nicolás Trotta, en una reunión virtual con sus pares provinciales

Con la entrada en vigencia del decreto que dispone las nuevas restricciones para frenar la segunda ola de coronavirus, que entre otras cuestiones dispone la suspensión de las clases presenciales, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, se reunió con sus pares provinciales y alertó que el retorno a la presencialidad en las escuelas dependerá de las variables epidemiológicas, y que la estrategia en este sentido debe ser unívoca. En este sentido, criticó a la Ciudad por asegurar que el 31 se volverá a la presencialidad, y manifestó su preocupación a la ministra porteña Soledad Acuña para que garanticen la continuidad educativa a distancia.

“El país no puede tener 24 estrategias distintas porque hay una sola pandemia. En este camino que estamos transitando, debemos analizar el día a día y, en el marco de la bimodalidad, sostener las clases a distancia”, dijo el ministro en el encuentro con sus pares, y reafirmó la necesidad de seguir trabajando en base al consenso y el diálogo, alineando las acciones.

“Todos priorizamos la presencialidad, pero no es una cuestión de deseo sino de responsabilidad y atención de las variables epidemiológicas y sanitarias”, puntualizó el ministro en su cuenta de Twitter.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

A su vez, el funcionario expresó a los ministros provinciales: “Seamos responsables en llevar tranquilidad y certeza a las familias porque asegurar que el 31 de mayo, el día 10, volveremos a la presencialidad en regiones de gran complejidad sanitaria como el AMBA es no tener en cuenta los indicadores epidemiológicos que exceden el campo educativo, depende del campo epidemiológico”.

Horas antes, en una entrevista por radio Mitre, el funcionario dijo: “Para nosotros es sorprendente que ya se esté diciendo cuándo se va a volver a la presencialidad porque no sabemos todavía cómo va a ser la realidad epidemiológica. Y mucho más en la región del AMBA que es el territorio que presenta los indicadores epidemiológicos más complejos”, indicó.

Restricciones por coronavirus: Carla Vizzotti anticipó que tras el confinamiento puede haber cierres “intermitentes”

“Hoy nos reunimos con las ministras y ministros de las 24 jurisdicciones con el objetivo de garantizar el fortalecimiento de todas las instancias de no presencialidad en las zonas de alto riesgo y alarma epidemiológica”, anunció Trotta en su cuenta de la red social, y agregó: “Trabajamos en fortalecer la respuesta en el marco de las medidas de mayor restricción en el momento más complejo de la pandemia. De igual modo, en el despliegue de las estrategias que permiten recuperar la presencialidad con estrictos protocolos el 31 de mayo”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Según el ministro, se planificará el regreso a la presencialidad “donde la situación sanitaria lo permita” y en aquellas zonas de “alto riesgo epidemiológico” se buscarán “profundizar las estrategias de educación a distancia”.

“De igual modo repasamos la realidad de cada jurisdicción y el detalle de aquellos distritos, en la mínima unidad geográfica, que pueden sostener la presencialidad por encontrarse en situación de bajo o medio riesgo”, dijo, y agregó: “Nuestro compromiso debe estar puesto en trabajar en pos de la continuidad educativa”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El Gobierno porteño avaló esta semana las medidas anunciadas por el presidente Alberto Fernández y resolvió suspender las clases por tres días, anunciado que se recuperarán en diciembre. La presencialidad en las escuelas porteñas fue materia de controversia entre la Ciudad y el gobierno nacional, por eso fue la Corte Suprema quien debió dirimir el conflicto. A través de su fallo, el Máximo Tribunal reconoció la autonomía de la ciudad para decidir en materia educativa.