Clases: el Gobierno critica la decisión de Horacio Rodríguez Larreta, pero descarta cerrar las escuelas con las fuerzas federales

Jaime Rosemberg
·2  min de lectura
La pelea por las clases presenciales enfrenta a Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta
La pelea por las clases presenciales enfrenta a Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta

“Seguimos vacunando y gobernando. Que [Horacio] Rodríguez Larreta se siga equivocando”, contestó, lacónico, un vocero presidencial, en una Casa Rosada con actividad plena, luego de la decisión del jefe de gobierno porteño de continuar con las clases presenciales a pesar del fallo de la justicia federal que anoche ordenó la suspensión de la actividad escolar, en línea con el decreto presidencial del miércoles pasado.

Más allá de las críticas que representantes del oficialismo dirigieron contra el jefe de gobierno porteño, desde Balcarce 50 no plantean medidas extremas, como hacer cumplir la medida por medio de fuerzas federales o denunciar de manera directa a Larreta. Plantearán ante la Corte Suprema, como lo afirmara hoy la ministra de Salud, Carla Vizzotti, que el cierre de clases responde a una “situación excepcional”. En una conferencia de prensa, en la Casa Rosada, la ministra dijo hoy: “Aunque uno no se infecte en el aula, el riesgo aumenta con la circulación de personas”. Con el espaldarazo recibido de la justicia federal, el Gobierno aguardará la definición de la Corte, mientras sostiene que el jefe de gobierno porteño “pagará un costo” si “por su capricho, colapsa el sistema de salud”.

Rescatando al soldado Kicillof

Mientras en el Gobierno dicen que el jefe de gobierno porteño “está presionado por los halcones” de Juntos por el Cambio y que “hace campaña con las clases”, representantes del oficialismo cercanos a la vicepresidenta amenazan con acciones más duras.

“Larreta no quiere cumplir el fallo, por eso el Presidente habla de desobediencia y creo que también hay un incumplimiento de los deberes de funcionario público, pero bueno, yo no soy jueza”, expresó hoy Graciana Peñafort, directora de Asuntos Jurídicos del Senado y abogada de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Graciana Peñafort
Ignacio Sáncez / LA NACION


Graciana Peñafort, funcionaria de confianza de Cristina Kirchner, sostuvo que Horacio Rodríguez Larreta cometió un delito al mantener abiertas las escuelas (Ignacio Sáncez / LA NACION/)

“Es muy grave esta situación. Los chicos están sometidos a un tironeo absolutamente injustificado, están de rehenes”, agregó Peñafort a CNN radio. La abogada sostuvo que el caso por la validez del decreto de necesidad y urgencia que suspendió las clases presenciales “es una causa es cien por ciento federal”, y calificó como “un error inexcusable de derecho” la decisión de la cámara de apelaciones de la ciudad de habilitar las clases en territorio porteño.

Desde el Gobierno se despegan de denuncias como la radicada ayer por la abogada Valeria Carreras contra el jefe de Gobierno, la exministra de Desarrollo Social Carolina Stanley y la referente del PRO, Patricia Bullrich, por “violación de medidas para la propagación de una epidemia y asonada”. La causa quedó en manos de la jueza federal María Romilda Servini de Cubría, también contagiada de coronavirus. Tras la decisión de Larreta de desconocer el fallo de ayer de Furnari, a esa denuncia se sumaron otras más, que esta mañana fueron sorteadas por la Cámara Federal.