Clases: Todos los colegios que dependen de la UBA no volverán a la presencialidad

Soledad Vallejos
·3  min de lectura
Alumnos en la puerta del colegio Nacional Buenos Aires
Silvana Colombo

Las clases presenciales volvieron en todas las escuelas porteñas, menos en los cinco colegios secundarios que dependen de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Pese al fallo que ordenó la Justicia porteña, que ordenó la vuelta a las aulas para todos los alumnos de la ciudad, el Consejo Superior de la UBA dispuso que la enseñanza continuará en el modo virtual hasta el próximo 30 de abril, como lo indica el decreto de necesidad y urgencia firmado por el presidente Alberto Fernández con el objetivo de frenar la circulación en zonas críticas para evitar la ola de contagios de Covid-19.

Así, el Colegio Nacional Buenos Aires, el Carlos Pellegrini, la Escuela Técnica de Lugano, la Agropecuaria y el ILSE anunciaron a su comunidad educativa el regreso a la virtualidad. “Acorde a las nuevas medidas decretadas por las autoridades nacionales, y de la Universidad de Buenos Aires, a partir del 19 de abril, nuestra escuela pasará a dictar todas las asignaturas en forma completamente remota”, informa la página de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini.

Clases en la ciudad: Teles encendidas hasta tarde, chicos alegres y una jornada muy atípica

Desde la casa de altos estudios, explicaron que la sentencia de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la ciudad de Buenos Aires no aplica para la UBA. Según explicaron, la Universidad “es sujeto de la Justicia Federal”, y debe adoptar las medidas que fueron detalladas en el DNU nacional. Cuando la Corte Suprema se expida sobre este tema, y en caso de una decisión contraria a la expedida por la Justicia porteña, la UBA deberá modificar el rumbo.

La medida también afecta a las facultades de la UBA de Odontología, Farmacia e Ingeniería que estaban realizando de manera presencial algunos talleres o prácticas. En el artículo 3, la resolución indica: “Suspender el dictado de clases presenciales en los establecimientos de enseñanza secundaria y carreras de pregrado, grado y posgrado dependientes de esta Universidad entre el 19 y el 30 de abril de 2021, inclusive. La referida suspensión no afectará la atención de pacientes en los hospitales universitarios, institutos asistenciales y cátedras”.

Hace dos semanas, las familias del colegio Nacional Buenos Aires ya habían manifestado su preocupación a través de un carta, pidiendo que se garantice el dictado de clases presenciales. Después de un año de enseñanza remota, una experiencia que a nivel académico muchos calificaron como “pobre” y “desastrosa”, alrededor de 400 padres y madres firmaron y decidieron hacer pública una carta donde exigen garantías para el dictado presencial de clases durante este ciclo lectivo, y compartieron su inquietud ante la falta de comunicación de parte del colegio. “Las familias solicitamos que nuestros hijos e hijas puedan asistir a clases en 2021 como lo hacen chicos y chicas de la mayor parte de las jurisdicciones del país, esto es: de manera mixta —presencial y virtual― cuando la situación epidemiológica lo permita, y de manera virtual cuando las autoridades gubernamentales así lo decidan. Motiva esta iniciativa la pobre experiencia transitada en 2020, en la que fueron notables las limitaciones de la gestión de las autoridades del Colegio, así como la falta de organización y previsión en el contexto de la pandemia, lo que redunda en una inadecuada contención de los y las estudiantes y en escasos logros educativos”, expresaron.