Clases 2022: más escuelas piden el certificado de vacunación contra Covid a sus alumnos, ¿pueden hacerlo?

·5  min de lectura
Vuelta a clases luego de las vacaciones de invierno en el colegio Belgrano Day School, CABA
Ricardo Pristupluk

En el colegio al que van sus hijos hicieron una encuesta hace algunos días, curso por curso, preguntando a los alumnos quiénes habían recibido la vacuna contra el Covid-19 y quiénes no. “Levanten la mano los que están vacunados contra el coronavirus”, dijo la maestra, y mientras algunos alzaban el brazo y lo sacudían enérgicamente, otros se quedaban con ambas manos sobre la falda, sin decir nada.

A la semana siguiente, Clara Solveyra, que vive en Junín y tiene dos hijos en edad escolar, recibió una nota de parte del colegio en la que informaban que se iba a instalar una posta de inmunización en la escuela, y pedían la autorización de los padres para vacunar a los chicos que aún no habían sido inoculados. “En casa estamos todos vacunados menos mi hija menor, que tiene 7 años. En un principio decidí no responder la nota, pero todos los días cuando Trini volvía del colegio me decía que en la escuela le recordaban que yo tenía que responder, por sí o por no, pero que respondiera. Y también me contaba que las maestras les decían que cuanto más chicos estuvieran vacunados más rápido iban a dejar de usar el barbijo –cuenta Solveyra–. Entonces hablé con la representante legal del colegio y le expliqué que no tenía la obligación de responder. Me dijeron que me quedara tranquila, que si no quería no contestara. Pero la presión para todas las familias está. También me informaron que la propuesta de la posta de vacunación llegaba desde la Región Sanitaria III de la provincia y que ellos como institución la habían aceptado”.

Elecciones: ¿Habrá clases el lunes en la Ciudad de Buenos Aires?

Aunque no es un requisito excluyente para la matriculación en el próximo ciclo lectivo ni para ninguna otra actividad escolar, la cantidad de colegios que piden el certificado de vacunación como información adicional de los estudiantes se multiplicó en los últimos días. Desde los ministerios de Educación nacional y porteño, informaron a LA NACION que la vacuna no va a ser obligatoria para inscribirse en la escuela el año próximo. “Tampoco entendemos por qué las escuelas están enviando esas notas. Los datos de la campaña de vacunación están en los registros oficiales de la Ciudad. No hay ningún motivo para que pidan ese tipo de información”, explicaron fuentes del Ministerio de Educación de la Capital.

Fuentes de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense explicaron que la campaña con postas de inmunización en la escuelas comenzó hace alrededor de tres semanas, con la convocatoria a los establecimientos, para jornadas de vacunación de un día. No obstante, destacaron que la vacunación contra el Covid en la provincia es “optativa” y, en esa línea, desde el nivel gubernamental “no se solicita a las y los estudiantes que presenten ningún tipo de documentación vinculada con la vacunación”.

Sin embargo, son cada vez más los colegios que solicitan a los padres, por ejemplo, “el envío de las fechas de vacunación contra el Covid-19 (1° y 2° dosis) y constancia de aplicación de las mismas (carnet de vacunación), según se puede leer en varias misivas que llegaron vía redes sociales a las cuentas de la agrupación Padres Organizados (PO).

Carta modelo

“Fueron tantas las consultas que recibimos que redactamos una carta modelo y la compartimos en todas las cuentas de Padres Organizados para que las familias que quieran puedan descargarla y enviarla al colegio –explica María José Navajas, una de las fundadoras de PO–. Nos relataron situaciones de colegios privados, públicos y de distintas jurisdicciones. Escuelas de la Capital, bonaerenses y de varias provincias; en Córdoba, en una escuela directamente se pegó un cartel en la puerta con la documentación requerida para las inscripciones de 2° a 6° grado 2022 y, entre otras cosas, solicitaban una fotocopia del certificado de vacuna Covid-19″.

Hay colegios, según los relatos de distintas familias, que no piden certificados, pero sí otro tipo de información, que puede llegar por nota en el cuaderno de comunicaciones o en formato de encuesta a través de un formulario de Google. “No sabemos si son iniciativas de las propias escuelas, pero no corresponde. Por eso elaboramos la carta”, agrega Navajas.

La misiva, redactada por una abogada de PO, señala: “Hago saber a esta institución que no brindaré información sobre la aplicación de la vacuna de Covid-19 a mi hijo, en el entendimiento que esta no se encuentra dentro de las catalogadas como obligatorias, y que es un dato sensible amparado por la Ley 25.326 de Protección de Datos Personales. Asimismo, les está vedado interrogar a mi hijo/a sobre la posible aplicación de la vacuna contra el coronavirus y/o las convicciones propias o familiares respecto de esta situación”.

Datos sensibles

Mariana Ferrarese, que pide reserva del nombre de la institución a la que van sus hijos, un colegio privado de la ciudad de Buenos Aires, con propuesta bilingüe, cuenta que la directora de la escuela envió una comunicación en la que solicitaba que las familias presentaran el certificado de vacunación para incorporar a los legajos. “Supongo que muchos no tendrán ningún tipo de problema en dar esa información, pero yo no vacuné a mis hijos y por el momento no pienso hacerlo. Considero que son datos sensibles y privados. Por eso respondí con la carta modelo que compartieron en las redes de Padres Organizados. Nunca me pidieron el certificado de otra vacuna que está por fuera del calendario obligatorio, entonces tampoco deberían solicitar la del coronavirus”, argumenta.

Desde Córdoba, y bajo reserva de su identidad porque ya tuvo “varios roces con el equipo directivo desde que se cerraron las escuelas el año pasado”, Paula R., madre de tres hijos en el nivel primario y vecina del departamento Marcos Juárez, cuenta que hace pocos días recibió vía Whatsapp un mensaje de la directora del colegio, que solicitaba información sobre la decisión que habían tomado los padres con respecto a la vacunación pediátrica de Covid-19. “Ante mi queja y la preocupación, la directora me dijo que me quede tranquila porque es solamente un relevamiento, y que la respuesta es anónima. Nosotros vivimos en un pueblo chico donde nada es anónimo, y no entiendo el motivo de la solicitud de la escuela. Si la vacuna no es obligatoria, no tengo que dar ninguna explicación”, concluye la mujer.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.